Chemocare.com

Cuidado durante la quimioterapia y más allá
presentado por Chemocare.com

Preparación para los tratamientos de quimioterapia


Su médico le ha informado que necesita quimioterapia. 

Es posible que se pregunte cómo será la quimioterapia y cómo se puede preparar para lo que vendrá. Las siguientes son sugerencias que pueden resultarle útiles para preparase para la quimioterapia:


Preguntas que formular:

Cuando vaya al consultorio del médico para reunirse con él o con su proveedor de atención médica, le será útil recopilar la siguiente información para el momento en que surjan preguntas.




1. ¿Qué medicamentos de quimioterapia voy a tomar?

________________________________________________

2. ¿Qué efectos secundarios puedo esperar de los medicamentos de quimioterapia?

________________________________________________

3. ¿Perderé el cabello?______________________________

4. ¿Recibiré medicamentos para los efectos secundarios de la quimioterapia?___________

5. ¿Me recetarán medicamentos de los que deberé surtirme en una farmacia?_____________

6. ¿Cuánto tiempo tendré que estar en la clínica para recibir el tratamiento?

________________________________________________

7. ¿Debo comer antes de venir a recibir el tratamiento de quimioterapia?

________________________________________________

8. ¿Debo tomar mis demás medicamentos como regularmente lo hago (si corresponde)?

________________________________________________

9. ¿Hay algún medicamento que deba evitar (como, por ejemplo, tylenol, aspirina o ibuprofeno)?
________________________________________________

10. ¿A quién debo llamar si tengo un inconveniente? ¿Cuál es el número durante el día? ¿Cuál es el número durante la noche?

________________________________________________

________________________________________________


Qué puede hacer para prepararse para los tratamientos de quimioterapia:

Ir al dentista. Es especialmente pertinente si necesita algún arreglo en los dientes. Los medicamentos de quimioterapia pueden incrementar el riesgo de sufrir infecciones y no se deberá someter a trabajos odontológicos durante el tratamiento de quimioterapia. Además, su dentista puede hacerle recomendaciones sobre cómo manejar los problemas bucales provocados por la quimioterapia.

Hágase una citología vaginal. Si es mujer y está preparándose para recibir quimioterapia, es aconsejable que se haga su citología vaginal anual antes de comenzar la quimioterapia, a fin de evitar resultados anómalos. A veces, la quimioterapia puede afectar las células del cuello del útero durante un período de 6 meses a un año después del tratamiento. 

Consiga una peluca si la va a necesitar. Si existe la posibilidad de que pierda el cabello debido a la quimioterapia, planifique comprar una peluca antes de perderlo; puede ser más fácil hacerlo antes de comenzar la terapia. Si al momento de comprar la peluca usted no ha perdido el cabello, será más fácil para el estilista encontrar la peluca adecuada para usted. Algunas compañías de seguro cubren el costo de la peluca. En ese caso, necesitará una receta de su médico o proveedor de atención médica para una "prótesis craneana". Su centro de atención del cáncer puede tener listas con vendedores de pelucas recomendados. Consulte a su proveedor de atención médica o a la enfermera.

Haga arreglos para su traslado desde el consultorio del médico. Muchos regímenes de quimioterapia están acompañados por medicamentos previos que podrían hacerlo sentir somnoliento. Además, debido a que todos reaccionamos a la quimioterapia de forma diferente, es imposible prever cómo se sentirá. Lo mejor, al menos en el primer tratamiento, es que alguien lo traslade desde y hasta su domicilio. Muchas veces es agradable tener una persona que lo acompañe y apoye durante el tratamiento.

Use prendas cómodas. Si va a recibir quimioterapia, es mejor usar prendas cómodas. Si la quimioterapia le será administrada a través de una vena del brazo, asegúrese de que las mangas permitirán el acceso hasta el brazo, por encima de los codos.

Hable con su jefe en el trabajo. Dependiendo de su situación laboral, puede ser aconsejable que hable con su jefe acerca de su situación de quimioterapia. Consulte la posibilidad de tener flexibilidad en sus horarios. Si es probable que no pueda asistir al trabajo, estudie la posibilidad de hablar con el Departamento de Recursos Humanos acerca de la Ley de Ausencia Médica y Familiar (Family and Medical Leave Act, FMLA). No renuncie a su trabajo, es posible que necesite los beneficios del seguro para ayudar a pagar la quimioterapia. Primero, converse esto con un trabajador social. A menudo, el trabajador social puede ayudarlo a superar estas situaciones.

Haga arreglos para el cuidado de sus hijos. Es posible que necesite hacer arreglos para que sus hijos sean atendidos durante y después del tratamiento. En la mayoría de los casos, no podrá cuidar niños pequeños mientras recibe la quimioterapia. Una vez que regrese a su casa, puede sentirse en condiciones o no para enfrentar el reto. 

Otras factores que deben tomarse en cuenta en relación con la quimioterapia:

Prepare comidas con anticipación. Si usted es la persona responsable de las comidas, planifique preparar algunas comidas antes de comenzar la quimioterapia y congelarlas en envases con las porciones adecuadas. Tenga presente que hay platos que pueden ser muy condimentados o difíciles de tolerar si no se siente del todo bien. Planifique menús "fáciles" para que no tenga que invertir demasiada energía en cocinar.

Estudie la posibilidad de contar con ayuda para la casa. Muchas veces, sus amigos y familiares desean saber qué hacer para ayudarlo durante la quimioterapia. Déles algo que hacer, esto hará que tanto usted como ellos se sientan mejor. Algunas ideas pueden ser:

  • Ayudar con las comidas
  • Ayudar con el cuidado de los niños
  • Ayudar con la limpieza de la casa
  • Ayudar con el transporte
  • Hacer los mandados
  • Hacerle compañía

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.