Chemocare.com
Cuidado Durante La Quimioterapia Y Más Allá

Eribulina

Nombre genérico: Eribulina

Nombre comercial: Halaven®

Eribulina es el nombre genérico del fármaco de quimioterapia Halaven®. En algunos casos, los profesionales de atención médica pueden usar el nombre comercial Halaven® para hacer referencia al nombre genérico del fármaco eribulina.

Tipo de fármaco:

La eribulina es un fármaco de quimioterapia anticanceroso (“antineoplásico” o “citotóxico”). Este fármaco se clasifica como un "inhibidor microtubular no taxano”. (Para obtener más detalles, vea más abajo la sección “Cómo actúa la eribulina”).

Para qué se utiliza la eribulina:

  • La eribulina se utiliza para el tratamiento de pacientes con cáncer de mama metastásico.

Nota: Si se ha aprobado un fármaco para un uso, los médicos pueden decidir utilizar este mismo fármaco para tratar otros problemas, si creen que podría ser útil.

Cómo se administra la eribulina:

  • La eribulina se administra por una vena en forma de bolo intravenoso o de infusión intravenosa durante entre 3 y 5 minutos.
  • La cantidad de eribulina que recibirá depende de muchos factores, incluso su altura y peso, el estado general de su salud y sus otros problemas de salud, así como el tipo de cáncer o de enfermedad que padece. Su médico determinará la dosis exacta para usted y el calendario de administración del fármaco.

Efectos secundarios de la eribulina:

Aspectos importantes que debe recordar acerca de los efectos secundarios de la eribulina:

  • La mayoría de las personas no experimenta todos los efectos secundarios mencionados del eribulina.
  • Los efectos secundarios de la eribulina suelen ser predecibles en cuanto a su aparición, duración y gravedad.
  • Los efectos secundarios de la eribulina mejorarán cuando termine la terapia.
  • Los efectos secundarios de la eribulina pueden controlarse. Existen muchas opciones para minimizar o prevenir los efectos secundarios de la eribulina.

Los siguientes efectos secundarios son comunes (es decir, tienen una incidencia mayor del 30%) en los pacientes que reciben tratamiento con eribulina:

  • Nadir: Significa “punto bajo” y se refiere al momento entre los ciclos de quimioterapia cuando usted experimenta el mayor descenso en sus recuentos de células sanguíneas.

Nadir: Aproximadamente 13 días

Recuperación en aproximadamente 8 días

Los siguientes efectos secundarios son menos frecuentes en los pacientes que reciben eribulina (incidencia de entre 10% y 29%):

No se mencionan todos los efectos secundarios. Los efectos secundarios infrecuentes (con una incidencia menor que el 10% de los pacientes) no se mencionan aquí. No deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Cuándo llamar a su médico o proveedor de atención médica:

Comuníquese con su proveedor de atención médica inmediatamente, durante el día o la noche, si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4 ºF (38 ºC) o más, escalofríos (posibles signos de infección)

Los síntomas que se indican a continuación requieren atención médica, pero no son una emergencia. Comuníquese con su proveedor de atención médica en un plazo de 24 horas si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Náuseas (si interfieren con la capacidad de comer y no cesan con los medicamentos recetados)
  • Vómitos (más de 4 o 5 veces en un período de 24 horas)
  • Diarrea (4 a 6 episodios en un período de 24 horas)
  • Hemorragias o hematomas inusuales
  • Heces negras o alquitranadas, o presencia de sangre en las heces
  • Sangre en la orina
  • Dolor o ardor al orinar
  • Fatiga extrema (imposibilidad de realizar las actividades de cuidado personal)
  • Llagas en la boca (enrojecimiento doloroso, hinchazón o úlceras)

No deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Precauciones que deben tomarse cuando se sigue un tratamiento con eribulina:

  • Antes de comenzar el tratamiento con eribulina, asegúrese de informar a su médico acerca de los demás medicamentos que toma (incluso los medicamentos recetados, los medicamentos de venta sin receta médica, las vitaminas, los remedios a base de hierbas, etc.).
  • No se aplique ningún tipo de inmunización o vacunas sin la aprobación de su médico mientras reciba tratamiento con eribulina. .
  • Si está embarazada o cree que puede estarlo, comuníquelo a su profesional de atención médica antes de comenzar el tratamiento. La eribulina es un fármaco clasificado en la categoría D (puede significar un riesgo para el feto). Las mujeres embarazadas o que quedan embarazadas durante el tratamiento deben ser informadas acerca del posible riesgo para el feto.
  • Tanto para hombres como para mujeres: Use anticonceptivos y evite la concepción mientras recibe eribulina. Se recomiendan los métodos anticonceptivos de barrera, como los condones.
  • No amamante mientras esté en tratamiento con eribulina.

Consejos prácticos sobre el cuidado personal durante el tratamiento con eribulina:

  • Beba diariamente un mínimo de 2 a 3 cuartos de galón (8 a 12 vasos) de líquido, a menos que se le indique lo contrario.
  • Puede estar en riesgo de infección, por lo que trate de evitar las multitudes o las personas resfriadas, e informe inmediatamente a su proveedor de atención médica si tiene fiebre u observa otros signos de infección.
  • Lávese las manos con frecuencia.
  • Para ayudar a tratar y prevenir las llagas en la boca, utilice un cepillo de dientes de cerdas suaves y enjuáguese la boca tres veces al día con una solución de 1 cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso con 8 onzas de agua.
  • Mantenga el movimiento intestinal. Su proveedor de atención médica puede recetarle un ablandador fecal para ayudarlo a prevenir el estreñimiento causado por eribulina.
  • Evite los deportes de contacto y las actividades que puedan provocar lesiones.
  • Para reducir las náuseas, tome medicamentos antieméticos de acuerdo con las instrucciones de su médico y coma con frecuencia porciones pequeñas de alimentos.
  • Evite la exposición al sol. Use protector solar con factor de protección (SPF) 15 o superior y ropa protectora.
  • Por lo general, se debe minimizar o evitar por completo el consumo de bebidas alcohólicas. Debe hablar sobre este tema con su médico.
  • Descanse mucho.
  • Mantenga una buena nutrición.
  • En la medida de lo posible, permanezca activo. Es recomendable que haga un ejercicio leve, como por ejemplo dar un paseo a pie todos los días.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, asegúrese de hablar de ellos con los miembros de su equipo de atención médica. Ellos pueden recetarle medicamentos y/u ofrecerle otros consejos que sean eficaces para controlar este tipo de problemas.

Control y pruebas durante el tratamiento con eribulina:

  • Su médico lo examinará regularmente durante el tratamiento con eribulina, para vigilar los efectos secundarios y comprobar su respuesta al tratamiento. Su médico también le ordenará periódicamente recuentos sanguíneos completos (CBC, por sus siglas en inglés), así como también otros análisis de sangre a fin de vigilar el funcionamiento de otros órganos (como los riñones y el hígado). Si tiene antecedentes de insuficiencia cardíaca o una frecuencia cardíaca muy baja, es posible que le pidan que se haga electrocardiogramas para vigilar su ritmo cardíaco. Además, será examinado con regularidad para detectar cualquier señal o síntoma de neuropatía periférica.

Cómo actúa la eribulina:

Los tumores cancerosos se caracterizan por la división celular, que deja de ser controlada como en el tejido normal. Las células “normales” dejan de dividirse cuando entran en contacto con células similares, un mecanismo conocido como inhibición por contacto. Las células cancerosas pierden esta capacidad. En las células cancerosas se desequilibra el sistema de autorregulación que controla y limita la división celular. El proceso de división celular, ya sea en células normales o cancerosas, se realiza a través del ciclo celular. Este ciclo va de la fase de reposo, pasando por las fases de crecimiento activo, hasta la mitosis (división).

La capacidad de la quimioterapia para destruir las células cancerosas depende de su capacidad para detener la división celular. Usualmente, los fármacos actúan dañando el ARN o ADN que indica a la célula cómo realizar una copia de sí misma en la división. Si las células no pueden dividirse, mueren. Cuanto más rápido se dividan las células, habrá más probabilidades de que la quimioterapia destruya las células y el tumor reduzca su tamaño. Además, estos fármacos inducen al suicidio celular (muerte celular programada o apoptosis).

Los fármacos de quimioterapia que destruyen las células sólo durante la división se denominan específicos al ciclo celular. Los fármacos de quimioterapia que destruyen a las células cancerosas durante la fase de reposo se denominan no específicos al ciclo celular. La programación de la quimioterapia se realiza sobre la base del tipo de células, la velocidad con que se dividen y el momento en que un fármaco determinado probablemente sea eficaz. Es por esta razón que la quimioterapia normalmente se administra en ciclos.

La quimioterapia es muy efectiva para destruir las células que se dividen rápidamente. Desafortunadamente, la quimioterapia no reconoce la diferencia entre las células cancerosas y las células normales. Las células “normales” volverán a crecer y a ser saludables pero, mientras tanto, se presentan efectos secundarios. Las células “normales” afectadas con mayor frecuencia por la quimioterapia son las células sanguíneas, las que se encuentran en la boca, el estómago y el intestino, así como los folículos pilosos; esto provoca recuentos sanguíneos bajos, afecciones bucales, náuseas, diarrea y pérdida del cabello. Diferentes fármacos pueden afectar distintas partes del cuerpo.

Los agentes antimicrotubulares (como la eribulina) atacan a las células durante una determinada fase de división y, por lo tanto, se consideran específicos al ciclo celular. La eribulina interfiere en las estructuras microtubulares en el interior de la célula. Los microtúbulos forman parte del aparato de la célula que la divide y la duplica. La inhibición de estas estructuras microtubulares finalmente provoca la muerte celular.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.

Chemocare.com está diseñado para proporcionar la información más reciente acerca de la quimioterapia para los pacientes y sus familias, cuidadores y amigos . Para obtener información acerca de la cuarta visita Mentoring Program Ángel www.4thangel.org