Chemocare.com
Cuidado Durante La Quimioterapia Y Más Allá

Gemtuzumab ozogomicin

Nombre comercial: Mylotarg®

Nombre genérico: gemtuzumab ozogamicina

Tipo de fármaco: gemtuzumab ozogomicin es un anticuerpo monoclonal. (Para obtener más detalles, vea más abajo la sección "Cómo actúa este fármaco").

Para qué se utiliza este fármaco:

  • El gemtuzumab ozogamicina se utiliza para tratar pacientes con leucemia mieloide aguda (LMA) positivos para el marcador mieloide CD33, que se encuentran en su primera recaída y son mayores de 60 años de edad y no han reanudado otro tipo de quimioterapia.
    Nota: si se ha aprobado un fármaco para un uso, los médicos pueden decidir utilizar este mismo fármaco para tratar otros problemas, si creen que podría ser útil.

Cómo se administra este fármaco:

  • El gemtuzumab ozogamicina se administra por inyección intravenosa (IV) en una vena.
  • Puede recibir medicamentos antes de la infusión para reducir las reacciones alérgicas.
  • La cantidad de gemtuzumab ozogamicina que recibirá depende de muchos factores, incluso su altura y peso, el estado general de su salud y sus otros problemas de salud, y el tipo de cáncer o enfermedad que padece. Su médico determinará la dosis exacta para usted y el calendario de administración del fármaco. 

Efectos secundarios:
Aspectos importantes que debe recordar acerca de los efectos secundarios del gemtuzumab ozogamicina:

  • La mayoría de las personas no experimenta todos los efectos secundarios mencionados.
  • Los efectos secundarios suelen ser predecibles en cuanto a su aparición y duración.
  • Casi siempre son reversibles y desaparecerán cuando finalice el tratamiento.
  • Existen muchas opciones para ayudar a minimizar o prevenir los efectos secundarios.
  • No existe ninguna relación entre la manifestación o la gravedad de los efectos secundarios y la eficacia del medicamento.

Los efectos secundarios relacionados con la infusión (síntomas que pueden ocurrir como resultado del tratamiento propiamente dicho) incluyen los siguientes:

  • Reacción relacionada con la infusión: Sucede dentro las primeras 24 horas después de la infusión y, con mayor frecuencia, durante la primera semana de tratamiento. Los síntomas incluyen: fiebre y escalofríos, presión arterial baja y disnea.
  • La medicación previa se administra para reducir la incidencia de reacciones relaciones con la infusión.
  • Ocasionalmente, las reacciones relacionadas con la infusión pueden ser severas e incluir disnea, sibilancias, dificultad para respirar, oclusión de la garganta, inflamación de los rasgos del rostro y urticaria. Debe vigilarse atentamente la aparición de este tipo de reacción alérgica (anafilaxis) en los pacientes.

Los siguientes efectos secundarios son comunes (es decir, tienen una incidencia mayor del 30%) en los pacientes que reciben tratamiento con gemtuzumab ozogamicina:

  • Bajo recuento de células sanguíneas. Los glóbulos blancos y rojos y las plaquetas pueden disminuir temporalmente. Esto puede hacer que se encuentre en mayor riesgo de padecer una infección, anemia y/o hemorragias.
  • Náuseas y vómitos
  • Diarrea
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Poco apetito
  • Debilidad
  • Dificultad para respirar. (Vea "Problemas pulmonares".)
  • Anomalías en los análisis de sangre (niveles bajos de potasio)

Los siguientes efectos secundarios son menos frecuentes en los pacientes que reciben gemtuzumab ozogamicina (incidencia de aproximadamente 29%):

  • Inflamación de la cara, las manos o los pies
  • Dolor de cabeza (cefalea)
  • Dolor
  • Prurito, petequias o hematomas (vea "Reacciones cutáneas")
  • Dolor abdominal
  • Llagas en la boca
  • Estreñimiento
  • Presión arterial alta o baja
  • Dolor de espalda
  • Incremento de los valores en los análisis de sangre que miden la función hepática (mayor concentración de bilirrubina, lactato deshidrogenasa y transaminasa). Estos valores vuelven a ser normales cuando se interrumpe el tratamiento. (Vea "Problemas hepáticos".)
  • Ritmo cardíaco acelerado (vea "Problemas cardíacos").
  • Depresión
  • Dolor en las articulaciones
  • Inflamación de la nariz o de la garganta (vea "Síntomas de resfriado")
  • El tratamiento de la leucemia puede provocar síndrome de lisis tumoral. Este síndrome ocurre cuando la terapia mata con rapidez grandes cantidades de células tumorales. Estas células liberan ácido úrico, potasio y fósforo en la sangre. El síndrome de lisis tumoral puede causar fallo renal. Por lo general, este síndrome se presenta entre 24 y 48 después de la terapia. Debe tenerse cuidado de evitar el desarrollo del síndrome de lisis tumoral. Su proveedor de atención médica le recetará abundantes líquidos para mantenerlo hidratado. Deberá recibir un fármaco llamado allopurinol que bloquea la producción de ácido úrico. En algunos casos, su proveedor de atención médica puede recibir otras medidas para hacer que baje su recuento de glóbulos blancos antes de la terapia. Informe inmediatamente a su proveedor de atención médica si no puede orinar. Su proveedor de atención médica vigilará atentamente su evolución durante la terapia.

Aunque infrecuente, un efecto segundario grave del gemtuzumab ozogamicina es la enfermedad veno-oclusiva hepática (EVO). Esta enfermedad es más frecuente en pacientes que han sido tratados con dosis elevadas de quimioterapia seguidas de un trasplante de médula ósea o de células madre. La enfermedad veno-oclusiva hepática se caracteriza por un aumento del tamaño del hígado, un rápido aumento de peso debido a la retención de líquidos y un aumento de los niveles de bilirrubina. Para hacer el diagnóstico el paciente debe mostrar dos de estas tres características después del tratamiento. Otros análisis revelarán un aumento de las enzimas hepáticas (fosfatasa alcalina y GGT), y una ecografía reflejará así como un retroflujo de sangre en las venas del hígado. Con esta enfermedad aumentan drásticamente las posibilidades de que todos los demás órganos fallen y puede desencadenarse un fallo multiorgánico fatal.

El gemtuzumab ozogamicina puede afectar su fertilidad, es decir su capacidad para concebir un hijo. Converse con su proveedor de atención médica acerca de este tema.

No se han incluido todos los efectos secundarios. Algunos efectos secundarios que son infrecuentes (cuya incidencia es menor de 10% de los pacientes) no figuran aquí. Sin embargo, no deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Cuándo llamar a su médico o proveedor de atención médica:

Busque ayuda de emergencia de inmediato e informe a su proveedor de atención médica si experimenta los siguientes síntomas:

  • Disnea, sibilancias, dificultad para respirar, obstrucción de la garganta, hinchazón en la cara, ronchas (posible reacción alérgica).

Comuníquese con su proveedor de atención médica inmediatamente, durante el día o la noche, si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Si tiene fiebre de 100.5 ºF (38 ºC) o más, o escalofríos (posibles signos de infección).
  • Dificultad para respirar (disnea)

Los síntomas a continuación requieren atención médica, pero no son situaciones de emergencia. Comuníquese con su proveedor de atención médica en un plazo de 24 horas si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Náuseas (interfieren con la capacidad de comer y no cesan con los medicamentos recetados)
  • Vómitos (más de 4 ó 5 veces en un período de 24 horas).
  • Diarrea (de 4 a 6 episodios en un período de 24 horas).
  • Hemorragias o hematomas inusuales.
  • Heces negras o alquitranadas, o presencia de sangre en las heces.
  • Sangre en la orina
  • Ritmo cardíaco acelerado
  • Fatiga extrema (imposibilidad de realizar las actividades de cuidado personal).
  • Llagas en la boca (enrojecimiento doloroso, hinchazón o úlceras).
  • Coloración amarillenta de la piel o los ojos.
  • Hinchazón de los pies o tobillos. Aumento súbito de peso.
  • Signos de infección tales como enrojecimiento o inflamación, dolor al tragar, tos con expectoración o micción dolorosa.
  • Incapacidad de comer o beber durante 24 horas o signos de deshidratación: cansancio, sed, sequedad bucal, orina oscura y en menor cantidad o mareos.
  • Depresión (que afecta la capacidad de continuar con las actividades regulares).

No deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Precauciones: 

  • Antes de comenzar el tratamiento con gemtuzumab ozogamicina, asegúrese de informar a su médico acerca de los demás medicamentos que toma (incluso los medicamentos recetados, los medicamentos de venta sin receta médica, las vitaminas, los remedios a base de hierbas, etc.). No tome aspirina ni productos que contengan aspirina a menos que su médico se lo permita específicamente.
  • No se aplique ningún tipo de inmunización o vacunas sin la aprobación de su médico mientras reciba tratamiento con gemtuzumab ozogamicina.
  • Si está embarazada o cree que puede estarlo, comuníquelo a su profesional de atención médica antes de comenzar el tratamiento. El gemtuzumab ozogamicina es un fármaco clasificado en la categoría D (puede significar un riesgo para el feto). Las mujeres embarazadas o que quedan embarazadas durante el tratamiento deben ser informadas acerca del posible riesgo para el feto. 
  • Tanto para hombres como para mujeres: Evite la concepción mientras reciba tratamiento con gemtuzumab ozogamicina. Se recomiendan los métodos anticonceptivos de barrera, como los condones. Consulte a su médico cuándo podrá concebir sin riesgos para el bebé después del tratamiento.
  • No amamante mientras recibe este medicamento.

Consejos prácticos sobre el cuidado personal:

  • Beba diariamente un mínimo de 2 a 3 cuartos de galón (8 a 12 vasos) de líquido, a menos que se le indique lo contrario.
  • Puede estar en riesgo de infección, por lo que trate de evitar las multitudes y las personas resfriadas o que no se sientan bien, e informe a su proveedor de atención médica si tiene fiebre u observa otros signos de infección.
  • Lávese las manos con frecuencia.
  • Para ayudar a tratar y prevenir las llagas en la boca, utilice un cepillo de dientes de cerdas suaves y enjuáguese la boca tres veces al día con una solución de 1/2 ó 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/2 ó 1 cucharadita de sal en un vaso con 8 onzas de agua.
  • Para minimizar las posibilidades de sangrar, utilice una afeitadora eléctrica y un cepillo de dientes de cerdas suaves.
  • Evite los deportes de contacto y las actividades que puedan provocar lesiones.
  • Para reducir las náuseas, tome medicamentos antieméticos de acuerdo con las instrucciones de su médico y coma con frecuencia porciones pequeñas de alimentos. 
  • El acetaminofén (Tylenol) puede ayudarle a aliviar el malestar. Sin embargo, consulte a su médico antes de tomarlo.
  • Por lo general, se debe reducir al mínimo o evitar por completo el consumo de bebidas alcohólicas. Debe hablar sobre este tema con su médico.
  • Descanse mucho.
  • Mantenga una buena nutrición.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, asegúrese de hablar de ellos con los miembros de su equipo de atención médica. Ellos pueden recetarle medicamentos y/u ofrecerle otros consejos que sean eficaces para controlar este tipo de problemas.

Control y pruebas:

Su profesional de atención médica le realizará pruebas con regularidad durante el tratamiento con gemtuzumab ozogamicina, para vigilar los efectos secundarios y comprobar su respuesta al tratamiento. Su médico le ordenará periódicamente recuentos sanguíneos completos (CBC, por sus siglas en inglés), así como también otros análisis de sangre a fin de vigilar el funcionamiento de otros órganos (como los riñones y el hígado).

Cómo actúa este fármaco:

Los anticuerpos monoclonales son un tipo relativamente nuevo de terapia "dirigida" para el cáncer. Los anticuerpos son parte del sistema inmunitario. Normalmente, el cuerpo crea anticuerpos en respuesta a un antígeno (como una proteína de un microbio) que ingresa en el cuerpo. Los anticuerpos se unen al antígeno para marcarlo para que el sistema inmunitario del cuerpo lo destruya. En laboratorio, los científicos analizan antígenos específicos sobre la superficie de células cancerosas (diana) para determinar una proteína que corresponda al antígeno. Luego, utilizando proteínas de animales y humanos, los científicos trabajan para crear un anticuerpo especial que se adhiera al antígeno diana. Un anticuerpo se adherirá a un antígeno que corresponda de la misma manera con que una llave encaja en su cerradura. Esta tecnología permite que el tratamiento se dirija a células específicas, provocando menos toxicidad a las células sanas. La terapia con anticuerpos monoclonales puede usarse sólo en tipos de cáncer en los que se hayan identificado los antígenos (y los anticuerpos respectivos).

El gemtuzumab ozogamicina está compuesto por un fármaco de quimioterapia, la calicheamicina, adherido a un anticuerpo monoclonal que se dirige al antígeno CD33, el cual se encuentra en las células blásticas leucémicas en más del 80% de los pacientes con leucemia mielógena aguda (LMA), así como también en las células mieloides normales. Cuando el gemtuzumab ozogamicina se une al antígeno CD33, el completo antígeno-anticuerpo se desplaza al interior de la célula. Una vez dentro, se libera el derivado de calicheamicina. Éste se une al ADN y provoca la muerte de la célula mieloide. Este proceso no afecta a las células madre pluripotentes (células que con el tiempo se convertirán en nuevas células sanguíneas, inclusive células mieloides).

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.

Chemocare.com está diseñado para proporcionar la información más reciente acerca de la quimioterapia para los pacientes y sus familias, cuidadores y amigos . Para obtener información acerca de la cuarta visita Mentoring Program Ángel www.4thangel.org