Chemocare.com
Cuidado Durante La Quimioterapia Y Más Allá

Talidomida

Tipo de fármaco: La talidomida se clasifica como un "agente inmunomodulador" y un "agente antiangiogénico". (Para obtener más detalles, vea más abajo la sección "Cómo actúa este fármaco").

Para qué se utiliza este fármaco:

  • Este medicamento fue aprobado por la Administración de Fármacos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) para el tratamiento de lesiones de la piel relacionadas con la lepra.
  • Se ha investigado su uso en diversas enfermedades cancerosas, tales como: mieloma múltiple, carcinoma de células renales, glioblastoma multiforme y macroglobulinemia de Waldenström. También como tratamiento de la enfermedad de injerto contra huésped (GVHD, por su sigla en inglés) luego de un trasplante de médula ósea.

Nota: si se ha aprobado un fármaco para un uso, los médicos pueden decidir utilizar este mismo fármaco para tratar otros problemas, si creen que podría ser útil.

Cómo se administra este fármaco:

  • En cápsulas por vía oral. Cada cápsula contiene 50 mg. Las cápsulas deben guardarse en un lugar fresco y seco y protegido de la luz.
  • Generalmente se toman por la noche, aproximadamente una hora antes de acostarse, para reducir la somnolencia durante el día.
  • Para recibir este fármaco, se deben seguir unas pautas estrictas. Deberá participar en un programa especial llamado "Sistema para la educación sobre talidomida y seguridad de prescripción" (STEPS, por su sigla en inglés). Deberá llenar un cuestionario antes de recibir el medicamento y deberá repetirlo todos los meses mientras tome el fármaco. Sólo ciertos farmacéuticos y médicos pueden recetar o administrar este medicamento.

La cantidad de talidomida que recibirá depende de muchos factores, incluso su estado general de su salud y otros problemas de su salud, y el tipo de cáncer o enfermedad que padece. Su médico determinará la dosis exacta para usted y el calendario de administración del fármaco.

Efectos secundarios:
Aspectos importantes que debe recordar acerca de los efectos secundarios de la talidomida:

  • La mayoría de las personas no experimenta todos los efectos secundarios mencionados.
  • Los efectos secundarios suelen ser predecibles en cuanto a su aparición y duración.
  • Casi siempre son reversibles y desaparecerán cuando finalice el tratamiento.
  • Existen muchas opciones para ayudar a minimizar o prevenir los efectos secundarios.

No existe ninguna relación entre la manifestación o la gravedad de los efectos secundarios y la eficacia del medicamento.
 
Los siguientes efectos secundarios son comunes (es decir, tienen una incidencia mayor del 30%) en los pacientes que reciben talidomida:

  • Anomalías congénitas graves que constituyen un riesgo para la vida, si se lo toma durante el embarazo. (vea "Precauciones").
  • Efecto sedante: fatiga, somnolencia, debilidad, confusión, cambio de humor. Luego de varias semanas de terapia, puede llegar a desarrollar una tolerancia a los efectos sedantes de la talidomida.
  • Las erupciones cutáneas, picazón y enrojecimiento generalmente se producen en el tronco, la espalda, los brazos y las piernas. Es importante informar de inmediato a su profesional de atención médica sobre cualquier erupción nueva. Si se produce una erupción, se debe interrumpir la administración de talidomida y sólo se podrá reanudar el tratamiento luego de la evaluación de un profesional de atención médica. Aunque no es frecuente, la talidomida puede causar una grave reacción cutánea llamada "síndrome de Stevens-Johnson".
  • Neuropatía periférica se presenta como entumecimiento, hormigueo y dolor en los pies o las manos. Este efecto secundario no parece estar relacionado con las dosis o el tiempo de administración de la talidomida. Si se desarrollan los síntomas, se evaluará si se debe interrumpir la administración del fármaco. Los síntomas suelen mejorar luego de la interrupción pero es posible que no desaparezcan por completo.
  • Estreñimiento

Los siguientes efectos secundarios son menos frecuentes en los pacientes que reciben talidomida (incidencia de entre 10% y 29%):

  • Recuento bajo de glóbulos blancos (leucocitos) (lo cual puede hacer que corra un riesgo mayor de padecer una infección).
  • Mareo al cambiar de posición (de sentarse a pararse). Puede estar acompañado por baja frecuencia cardíaca, debilidad, sensación de desmayo. (vea "Cambios en la presión arterial, hipotensión ortostática").
  • Inflamación en los pies o los tobillos.

No se han incluido todos los efectos secundarios. Algunos efectos secundarios que son infrecuentes (cuya incidencia es menor de 10% de los pacientes) no figuran aquí. Sin embargo, no deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Cuándo llamar a su médico o proveedor de atención médica:

Comuníquese con su proveedor de atención médica inmediatamente, durante el día o la noche, si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Si tiene fiebre de 100.5 ºF (38 ºC) o más, o escalofríos (posibles signos de infección).
  • Disnea, sibilancias, dificultad para respirar, obstrucción de la garganta, hinchazón en la cara, ronchas (posible reacción alérgica).

Los síntomas a continuación requieren atención médica, pero no son situaciones de emergencia. Comuníquese con su proveedor de atención médica en un plazo de 24 horas si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Fatiga extrema (imposibilidad de realizar las actividades de cuidado personal).
  • Estreñimiento que no se alivia con el uso de laxantes.
  • Nuevas erupciones cutáneas
  • Entumecimiento y hormigueo en las manos o los pies
  • Inflamación de los pies o tobillos. Pérdida repentina de peso.
  • Signos de infección tales como enrojecimiento o inflamación, dolor al tragar, tos con expectoración o micción dolorosa.
  • Si no puede comer o beber durante 24 horas o muestra signos de deshidratación: cansancio, sed, sequedad bucal, orina oscura y en menor cantidad o mareos.

No deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Precauciones: 

  • Antes de comenzar el tratamiento con talidomida, asegúrese de informar a su médico acerca de los demás medicamentos que toma (incluso los medicamentos recetados, los medicamentos de venta sin receta médica, las vitaminas, los remedios a base de hierbas, etc.). No tome aspirinas ni productos que contengan aspirina a menos que su médico se lo permita específicamente.
  • No tome otros medicamentos que puedan causar somnolencia sin consultar previamente a su proveedor de atención médica. También evite el consumo de alcohol.
  • Tanto para hombres como para mujeres: Use anticonceptivos y evite la concepción mientras recibe talidomida. Incluso una dosis de 50 mg puede causar anomalías congénitas graves que constituyan un riesgo para la vida. Se deben utilizar dos métodos de anticoncepción, como por ejemplo el uso de condones de látex y espermicidas.
  • Las mujeres en edad reproductiva deben usar anticonceptivos 4 semanas antes de comenzar a recibir talidomida. El fabricante exige que las pacientes se realicen una prueba de embarazo cada mes antes de que le receten talidomida nuevamente. Esto se hace para asegurarse de que usted o su pareja no esté embarazada. Consulte a su médico cuándo podrá concebir sin riesgos para el bebé después del tratamiento.
  • La talidomida es un fármaco clasificado en la categoría X (puede ocasionar daños al feto si se administra a una mujer embarazada. Este fármaco no debe administrarse a una mujer embarazada o que desee quedar embarazada. Si una mujer se embaraza durante el tratamiento con talidomida, el medicamento debe interrumpirse de inmediato y la mujer debe recibir asesoramiento adecuado).
  • No amamante mientras recibe este medicamento.

Consejos prácticos sobre el cuidado personal:

  • Tome este medicamento por la noche, antes de acostarse, para ayudar a reducir la somnolencia durante el día.
  • Puede experimentar somnolencia o mareos; evite conducir o realizar tareas que requieran estar alerta hasta que conozca cuál es su respuesta al fármaco.
  • Prevenga el estreñimiento. Su proveedor de atención médica puede recetarle un ablandador fecal para ayudarlo a prevenir el estreñimiento que pueda causarle este medicamento.
  • Beba diariamente de 2 a 3 cuartos de galón (8 a 12 vasos) de líquido, a menos que se le haya indicado limitar el consumo de líquido, y mantenga una buena dieta. Esto disminuirá sus probabilidades de sufrir estreñimiento y evitará la deshidratación.
  • Puede correr riesgo de sufrir una infección, de manera que debe informar a su proveedor de atención médica de inmediato si experimenta fiebre u otros signos de infección.
  • Lávese las manos con frecuencia.
  • Evite la exposición al sol. Use protector solar con factor de protección (SPF) 15 o superior y ropa protectora.
  • Por lo general, se debe reducir al mínimo o evitar por completo el consumo de bebidas alcohólicas. Debe hablar sobre este tema con su médico.
  • No done sangre mientras recibe este medicamento.
  • No comparta sus pastillas.
  • Descanse mucho.
  • Mantenga una buena nutrición.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, asegúrese de hablar de ellos con los miembros de su equipo de atención médica. Ellos pueden recetarle medicamentos y/u ofrecerle otros consejos que sean eficaces para controlar este tipo de problemas.

Control y pruebas:
 
Su profesional de atención médica le realizará pruebas con regularidad durante el tratamiento con talidomida, para vigilar los efectos secundarios y comprobar su respuesta al tratamiento. Su médico le ordenará periódicamente recuentos sanguíneos completos (CBC, por su sigla en inglés), así como también otros análisis de sangre a fin de vigilar el funcionamiento de otros órganos (como los riñones y el hígado). A las mujeres en edad reproductiva (útero intacto, período menstrual dentro de los 24 meses) se les solicitará una prueba de embarazo negativa cada mes antes de recibir la receta del mes siguiente para el tratamiento con talidomida.

Cómo actúa este fármaco:

No está claro cómo funciona exactamente el mecanismo de acción de la talidomida sobre las células cancerosas. Puede actuar inhibiendo el crecimiento de los vasos sanguíneos nuevos (angiogénesis) en los tumores, mejorando el estado del sistema inmunológico o disminuyendo la citocina y la producción del factor de crecimiento.
 
En el tejido normal, se forman nuevos vasos sanguíneos durante el crecimiento y la reparación tisular (es decir, la cicatrización de una herida), así como durante el desarrollo de un bebé durante el embarazo. Los vasos sanguíneos transportan al tejido el oxígeno y los nutrientes necesarios para el crecimiento y la supervivencia. En el cáncer, los tumores necesitan los vasos sanguíneos para poder crecer y propagarse. Por medio de un proceso complejo, las células endoteliales (que recubren los vasos sanguíneos) pueden dividirse y crecer, y crear nuevos vasos sanguíneos. Este proceso se llama angiogénesis y tiene lugar tanto en el tejido sano como en el canceroso.

Además, la talidomida es conocida por sus diversos efectos sobre el sistema inmunitario (agente inmunomodulador), que puede contribuir a su efecto terapéutico. La talidomida también puede alterar la producción y la actividad de citocinas (factores de crecimiento) involucradas en el crecimiento y la supervivencia de ciertas células cancerosas. Puede haber un efecto sobre los genes que dirigen el crecimiento y la actividad de la célula, especialmente en aquellas relacionadas con las citocinas (factores de crecimiento), la apoptosis (muerte celular) y el metabolismo.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.

Chemocare.com está diseñado para proporcionar la información más reciente acerca de la quimioterapia para los pacientes y sus familias, cuidadores y amigos . Para obtener información acerca de la cuarta visita Mentoring Program Ángel www.4thangel.org