Chemocare.com

Cuidado durante la quimioterapia y más allá
presentado por Chemocare.com

Recursos dietéticos durante la quimioterapia: Dietas que puede seguir durante los tratamientos de quimioterapia


No existe una dieta "anticancerosa" especial. Durante los tratamientos de quimioterapia, normalmente la dieta es muy flexible. Algunas dietas especiales se usan para aumentar al máximo la tolerancia y evitar agregar complicaciones a la quimioterapia a causa de la dieta. Las dietas pueden incluir:

Líquidos transparentes 

Este tipo de líquidos incluyen los jugos de frutas, las gelatinas, los sorbetes de agua (popsicles), los caldos, hielo de frutas, el café y el té. Esta dieta se usa habitualmente después de una cirugía mientras se recupera la digestión, así como para permitir que el intestino descanse de vómitos y diarrea.

Líquidos completos

Esta dieta incluye leche, yogur sin trozos de frutas, helados, sorbetes (sherbet), batidos, sopas coladas en crema, cereales calientes, suplementos comerciales, natillas y pudines. Esta dieta se usa como siguiente paso después de una dieta con líquidos transparentes y en personas que experimentan dificultad para tragar alimentos sólidos debido a un estrechamiento del esófago o dolor bucal o de garganta.

Dietas blandas o bajas en residuos

Una dieta blanda evita las frutas y los vegetales crudos, así como los alimentos con piel, los frutos secos, las semillas, etc. Se puede indicar una dieta blanda para pacientes con riesgo moderado de obstrucción intestinal, que podría ser el resultado de analgésicos o medicamentos antieméticos que provocan estreñimiento extremo. Por otro lado, una dieta baja en residuos es muy restrictiva y omite todas las frutas y los vegetales salvo los jugos de frutas y las papas blancas. También evita la mayoría de las legumbres (los granos) y cualquier alimento que pueda dejar residuos en el intestino. Esta dieta está diseñada únicamente para pacientes con obstrucción parcial del intestino o con un alto riesgo de presentar una obstrucción.
 
Dieta baja en lactosa

Esta dieta evita los productos que contienen leche, como por ejemplo las natillas, los pudines, los helados, los sorbetes (sherbet), las salsas a base de crema de leche, las sopas en crema y los batidos. Entre los productos aceptables se encuentran los lácteos fermentados, como el queso cheddar, la leche acidófila, el suero de leche, el yogur, la crema agria, las leches con bajo contenido de lactosa (por ejemplo, Lactaid) o sin lactosa. Esta dieta es apropiada para pacientes con intolerancia a la lactosa o que sufren de gases, hinchazón, calambres o diarrea después de ingerir productos que contienen lactosa. También puede ser necesario seguir una dieta con bajo contenido de lactosa si se observa este tipo de síntomas en relación con los tratamientos para el cáncer. Consulte a su dietista para saber si esta dieta es adecuada para usted.
 
Suplementos para su dieta antes, durante o después de la quimioterapia

Con el fin de mantener su peso antes, durante o después de los tratamientos, puede ser necesario que ingiera alimentos o bebidas con alto contenido calórico. Podría hacerle falta agregar refuerzos calóricos a sus comidas o bebidas para evitar la pérdida de peso o reducirla al mínimo. 
                
Debido a los cambios que experimentarán sus necesidades nutricionales y de alimentación a causa del cáncer y de los tratamientos de quimioterapia, es posible que tenga que reforzar las proteínas en su dieta para aumentar al máximo sus energías, su fuerza, su función inmunitaria y la integridad de su piel. Consulte las siguientes listas para obtener consejos sobre cómo puede aumentar las calorías o las proteínas que ingiere con su dieta.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.