Chemocare.com
Cuidado Durante La Quimioterapia Y Más Allá

Dolor de pecho

¿Qué es el dolor de pecho?

El dolor de pecho es una sensación dolorosa o desagradable en el pecho, que puede o no estar asociada con un daño al corazón. El dolor de pecho en adultos puede tener varias causas, algunas de ellas pueden ser:

  • Pulmonares: puede tener neumonía u otro tipo de infección en el pulmón que puede causar el dolor de pecho. Toser también puede causar dolor.
  • Musculoesqueléticas: las causas comunes de dolor de pecho incluyen dolor como resultado de una herida o distensión en articulaciones o músculos. Si ha tenido algún daño en las costillas, por heridas o tumores, esto puede causar que sienta dolor en su pecho.
  • Gastrointestinales: es posible que tenga un tipo de reflujo gastroesofágico. En este caso el contenido del estómago vuelve al esófago en lugar de ir hacia abajo. Esto puede causar dolor después de comer en abundancia, acostarse o agacharse. Los antiácidos, como famotidina (Pepcid®), omeprazole (Prilosec®) o Mylanta®, pueden aliviar estos síntomas.
  • La Angina puede ser la causa de su dolor de pecho, que se puede presentar como una sensación de "opresión" en el pecho. La ansiedad o la depresión pueden causar que sienta angina. Algunas otras causas de angina pueden ser:
  • Enfermedad de la arteria coronaria (la causa más común de angina): con el tiempo, se pueden formar depósitos grasos (llamado ateroesclerosis) que dañan las paredes de las arterias que transportan sangre al corazón, lo que restringe el flujo de sangre y llega menos oxígeno al músculo cardíaco. Esta falta de oxígeno causa angina.
  • Espasmo de la arteria coronaria: la arteria coronaria puede producir un espasmo que crea una estrechez temporaria de flujo sanguíneo y una falta temporaria de oxígeno al músculo del corazón. Cuando el espasmo desaparece, usualmente el dolor se quita porque el flujo de sangre vuelve a la normalidad.
  • Anemia: los niveles bajos de homoglobina (Hgb) en sangre pueden causar angina. La Hgb transporta oxígeno en la sangre.
  • Policitemia: esto sucede cuando la sangre tiene demasiados glóbulos rojos (eritrocitos). Esto hace que la sangre se espese. La policitemia puede ser el resultado de una enfermedad de toda la vida, como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), o debido a problemas con la sangre misma,
    o ritmos cardíacos irregulares, problemas en las válvulas cardíacas y enfermedad de tiroides también causan angina.

El dolor de pecho no debe ser ignorado por ninguna razón. A continuación, le indicamos algunos síntomas serios que se deben tener en cuenta. Si experimenta cualquiera de estos síntomas, deberá solicitar atención de emergencia y luego notificar a su médico.

¿Cuáles son algunos de los síntomas que hay que tener en cuenta?

  • El dolor de pecho puede comenzar en el pecho y expandirse hacia la garganta, mandíbula, omóplatos o brazos (izquierdo o derecho).
  • El dolor de pecho puede ser agudo o ardiente
  • Puede experimentar una sensación de pesadez o rigidez en el pecho.
  • Puede tener náuseas, sudoración o mareos asociados con el dolor de pecho. También puede provocarle la sensación de falta de aire.
  • El dolor de pecho se puede extender al estómago y sentir como una indigestión.
  • Puede sentir palpitaciones en lugar de dolor.
  • Algunas personas pueden sentir un dolor de pecho terriblemente insoportable y otros pueden experimentar un leve malestar. La severidad del dolor no indica cuán severo es el daño al músculo del corazón.

Qué puede hacer:
El objetivo del dolor de pecho es aliviar la causa.

  • Si el dolor de pecho se debe a problemas musculoesqueléticos, como la distensión muscular, es muy probable que se pueda ubicar una área donde el dolor es más intenso. Tomar medicamentos antiinflamatorios (como ibuprofeno) junto con una aplicación local de calor durante unos 20 minutos por vez, 3 ó 4 veces al día, puede ayudar.
  • Si tiene dolor de pecho debido a problemas pulmonares, como neumonía o pleuresía, su médico le puede recetar antibióticos para tratar la infección. También, deberá ser hospitalizado, según la severidad del problema.
  • Si tiene dolor de pecho a causa de anemia, su médico puede solicitar una transfusión de sangre, según los síntomas.
  • Si el dolor de pecho se debe a espasmos de la arteria coronaria, es posible que le receten medicamentos para controlar el malestar. Estos incluyen nitratos, como nitroglicerina, que trabajan aumentando el flujo sanguíneo al corazón. Los nitratos también disminuyen el trabajo del corazón al dilatar (abrir) las arterias.
  • Si fuma, deje de hacerlo. Fumar puede aumentar la posibilidad de desarrollar dolor de pecho y enfermedades cardíacas.
  • Realice ejercicio bajo la supervisión del médico. Caminar, nadar o actividades aeróbicas moderadas pueden ayudarlo a perder peso y promover el flujo de oxígeno en los pulmones y sangre.
  • Infórmele al médico y a los miembros del equipo médico que le esta atiendiendo,, de cualquier medicamento que esté tomando (incluso medicamentos de libre venta, vitaminas o remedios a base de hierbas).
  • Informe a su médico o y a los miembros del equipo médico que le esta atiendiendo, si tiene historia de diabetes, enfermedad hepática, renal o cardíaca. Controle su enfermedad cardíaca, hipertensión arterial y diabetes para disminuir las posibilidades de desarrollar dolor de pecho. Hable con su médico.
  • Si se produce con frecuencia, lleve un diario de su dolor de pecho. Anote los alimentos que ingirió, el ejercicio o la actividad que estaba realizando cuando apareció el dolor de pecho y cómo se sentía antes de que aparecieran los síntomas. Este diario puede ser valioso para determinar la causa del dolor de pecho.
  • Las preguntas que debe hacer pueden incluir:
    • ¿Los síntomas se presentaron gradualmente o el episodio apareció de repente? ¿Me sentía preocupado? ¿Estaba realizando algún tipo de actividad o estaba descansando?
  • Si tiene historia familiar de enfermedades cardíacas, derrames, colesterol alto en sangre o hipertensión arterial, puede estar en riesgo de ciertas afecciones. Notifique a su médico si hay antecedentes de alguna de estas enfermedades en su familia.
  • Si se le prescribe un medicamento para tratar este desorden, no deje de tomarlo a menos que su médico se lo indique. Tome el medicamento exactamente como se le recetó. No comparta sus pastillas con nadie.
  • Si se le pasa una dosis de su medicación, pregunte a su médico qué debe hacer.
  • Emplee técnicas de relajación para disminuir el volumen de ansiedad.fs Si se siente ansioso, diríjase a un ambiente tranquilo y cierre los ojos. Respire profundamente, de manera lenta y constante, e intente concentrarse en cosas que lo hayan relajado en el pasado.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, especialmente si son severos, asegúrese de tratarlos con su medico o algun miembro del equipo médico que le esta atiendiendo. Ellos pueden recetarle medicamentos y/o sugerir otras alternativas efectivas para el manejo de estos problemas.
  • Asista a todas las citas para los tratamientos.

Medicamentos que el médico puede recetar:

Su médico puede recetar ciertos medicamentos para ayudar a que el músculo del corazón trabaje de manera más efectiva, o para controlar los síntomas. Estos medicamentos pueden incluirSu médico puede recetar ciertos medicamentos para ayudar a que el músculo del corazón trabaje de manera más efectiva, o para controlar los síntomas. Estos medicamentos pueden incluir:

  • Inhibidores de la ECA: estos medicamentos trabajan al abrir o dilatar las arterias. Disminuirán su presión sanguínea y mejorarán el flujo de sangre a los riñones y a todo el cuerpo. Su proveedor de atención médica también puede recetar estos medicamentos si tiene diabetes o proteinas en la orina, para protejer los riñones. Algunos ejemplos de este medicamento pueden incluir: maleato de enalapril (Vasotec®), lisinopril (Zestril®) y fosinopril sodio (Monopril®)
  • Antiácidos: si se siente mal del estómago, que le puede causar dolor de pecho, el proveedor de atención médica puede recetarle un antiácido como Mylanta®.
  • Medicamentos contra la ansiedad:si el dolor de pecho se debe a ansiedad, el médico puede recetarle medicamentos contra la ansiedad, llamados ansiolíticos. Estos medicamentos lo ayudarán a relajarse. Entre ellos, se encuentran: lorazepam (Ativan®) o alprazolam (Xanax®). Es importante que tome estos medicamentos sólo cuando siente ansiedad. Mientras toma estos medicamentos, no opere maquinaria pesada ni conduzca un automóvil. Si no controlan los síntomas, consulte a su médico.
  • Aspirina: ssegún su estado de salud general y el tipo y severidad de su arritmia, el proveedor de atención médica puede recetarle aspirina como "anticoagulante". La aspirina trabaja al evitar que las plaquetas de la sangre formen coágulos (efecto antiplaquetario).
  • Beta bloqueadores: se pueden utilizar para disminuir el ritmo cardíaco y mejorar el flujo de sangre por el cuerpo. Los puede tomar si le han diagnosticado latidos irregulares o hipertensión arterial. Algunos ejemplos de este medicamento pueden incluir: metoprolol (Lopressor®), propranolol (Inderal®) y atenolol (Tenormin®).
  • Bloqueantes de los canales de calcio: estos medicamentos se pueden indicar para tratar el dolor de pecho, la hipertensión arterial o los latidos irregulares. Algunos medicamentos comunes incluyen: verapamilo clorhidrato (Calan®) y diltiazem (Dilacor XR®).
  • Nitratos: como la nitroglicerina, trabajan para aumentar el flujo sanguíno al corazón. También disminuyen el trabajo del corazón al dilatar (expandir) las arterias. Podrá tomar nitratos durante un episodio de dolor de pecho, si el médico ha determinado que es seguro.
  • Agentes antiinflamatorios no esteroideos (AINE): como naproxeno de sodio e ibuprofeno, pueden brindar alivio al dolor musculoesquelético. Si debe evitar los medicamentos AINE debido a su tipo de cáncer o a la quimioterapia que está recibiendo, el acetaminofén (Tylenol®) de hasta 400 mg por día (dos tabletas reforzadas cada 6 horas) puede ayudar. Es importante que no exceda la dosis diaria recomendada de Tylenol®, ya que puede causar daño hepático. Consulte a su médico.
  • No deje ningún medicamento de manera abrupta, ya que podría provocar serios efectos secundarios

Cuándo llamar al médico o al proveedor de atención médica:

  • Fiebre de 38 ºC (100,5 ºF), escalofríos, dolor de garganta (posibles signos de infección).
  • Si suda mucho con dolor de pecho, o si está tomando medicamentos para tratar el dolor de pecho, busque ayuda de emergencia si el dolor no se alivia con nitroglicerina a pesar de tomar 3 píldoras cada vez, cada 5 minutos. También, notifique a su médico si:
  • Siente que el corazón late muy rápido (palpitaciones) y no ha sentido esto anteriormente
  • Percibe cualquier sarpullido en la piel, especialmente si ha cambiado de medicamentos últimamente
  • Percibe alguna inflamación inusual en los pies o las piernas
  • Aumenta de peso más de 1,5 kg a 2,5 kg en una semana.

Nota: Le recomendamos que hable con su médico acerca de su condición y su tratamiento. La información que se presenta aquí es solo con fines prácticos y educativos, y no reemplaza la opinión de su médico.

Chemocare.com está diseñado para proporcionar la información más reciente acerca de la quimioterapia para los pacientes y sus familias, cuidadores y amigos . Para obtener información acerca de la cuarta visita Mentoring Program Ángel www.4thangel.org