Chemocare.com

Cuidado durante la quimioterapia y más allá
presentado por Chemocare.com

Alteraciones en el gusto


Hay 4 tipos principales de gustos: Dulce, ácido, margo y salado. El sentido del gusto se ubica principalmente en la lengua. Cada tipo de gusto se ubica dentro de las papilas gustativas de diferentes partes de la lengua. Mientras mastica los alimentos, estos se mezclan con saliva y entran en contacto con las papilas gustativas, que envían mensajes al cerebro relacionados con el gusto. El cerebro procesa estos mensajes y lo ayuda a identificar los diferentes gustos.

¿Qué son las alteraciones en el gusto?

  • Las alteraciones en el gusto son comunes durante la quimioterapia. No se conoce el motivo exacto para los cambios en el gusto, a pesar de que se cree que son el resultado del daño sufrido en las células de la cavidad bucal, que son especialmente sensibles a la quimioterapia.  
  • Aproximadamente el 50% de los pacientes que reciben quimioterapia experimentan alteraciones en el gusto.  
  • Los fármacos más comúnmente asociados con alteraciones en el gusto incluyen carboplatina, cisplatina, ciclofosfamida, dacarbazina, dactinomicina, doxorubicina, 5-fluorouracilo, levamisol, mecloretamina, metotrexato, paclitaxel y vincristina.  
  • La mayoría de las personas informan alteraciones en el gusto relacionadas con un umbral más bajo para los sabores amargos y un umbral más alto para los sabores dulces.
  • Además, algunos fármacos producen un sabor metálico durante la infusión intravenosa. Estos incluyen mostaza nitrogenada, vincristina, cisplatino y ciclofosfamida.  
  • Además, la asociación entre el gusto de los alimentos y la quimioterapia puede producir alteraciones en el gusto. La pérdida del sentido del gusto debido a la quimioterapia puede suceder meramente debido a la asociación de una experiencia de náuseas y vómitos con la quimioterapia.  
  • Las alteraciones en el gusto pueden suceder durante la terapia y durar horas, días, semanas o hasta meses después de la quimioterapia.
  • Las alteraciones en el gusto también son frecuentes en las personas que reciben tratamientos biológicos como interleuquina-2 e interferones. La mayoría de las personas informan cambios en el gusto en relación con una disminución del umbral para los alimentos muy condimentados, describiendo a muchos de estos como desabridos, amargos, con gusto a químico o medicamento. No se conocen las causas ni la duración de las alteraciones en el gusto asociadas con el tratamiento biológico.

Qué hacer para controlar las alteraciones en el gusto:

  • Mantenga una buena higiene bucal, cepíllese los dientes antes y después de cada comida.
  • Elija y prepare comidas que le resulten atractivas a la vista y el olfato.
  • Ingiera comidas pequeñas y frecuentes.
  • No ingiera alimentos 1 ó 2 horas antes y hasta 3 horas después de la quimioterapia.
  • Use utensilios plásticos si los alimentos tienen sabor metálico.
  • Coma mentas (o mentas sin azúcar), mastique gomas de mascar (o gomas de mascar sin azúcar) o hielo para disminuir el sabor amargo o metálico.
  • Sustituya la carne de ave, los huevos, el pescado, la manteca de maní y los productos lácteos por carnes rojas.
  • Marine las carnes con jugos de frutas dulces, vinos, aderezos para ensalada, salsa barbacoa o salsas dulces o agrias.
  • Saborice las comidas con hierbas, especias, azúcar, limón y salsas sabrosas.
  • Los alientos enfriados o congelados pueden ser más aceptables que las comidas tibias o calientes.
  • Pruebe las comidas ácidas, como con naranja o limón (puede provocar dolor en caso de que tenga llagas en la boca).
  • Evite fumar.
  • Elimine los malos olores.
  • Coma en lugares agradables para manejar mejor las alteraciones en el gusto.
  • Aumente la ingesta de líquidos.

No hay una solución mágica para las alteraciones en el gusto que sirva para todas las personas. Encontrar alimentos que le resulten tentadores puede ser un proceso de ensayo y error. Algunas personas que experimentan alteraciones en el gusto evitan sus comidas preferidas durante la quimioterapia para poder disfrutarlas en el futuro.

No hay medicamentos que traten las alteraciones en el gusto. Sin embargo, algunos estudios han sugerido que las deficiencias de cinc, cobre, níquel, niacina y vitamina A puede contribuir a las alteraciones en el gusto. No tome más del 100% de la ingesta diaria recomendada. Recuerde consultar con su médico antes de comenzar a tomar vitaminas u otros "remedios".

Cuándo llamar al proveedor de atención médica en relación con alteraciones en el gusto:

  • Si las alteraciones en el gusto han hecho que deje de alimentarse y ha bajado 5 libras o más, debe informarlo a su proveedor de atención médica.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web sobre alteraciones en el gusto y otras afecciones médicas tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.