Chemocare.com

Cuidado durante la quimioterapia y más allá
presentado por Chemocare.com

Anemia por deficiencia de hierro


¿Qué es la anemia por deficiencia de hierro?

El hierro es un mineral importante no sólo para todas las células del cuerpo, sino en especial para los glóbulos rojos. Los glóbulos rojos tienen la hemoglobina, que transporta el oxígeno a los tejidos del organismo.

Los niveles normales de hierro son entre 40 y 150 ug/dL (en las mujeres) y entre 50 y 160 ug/dL (en los hombres). Los niveles normales varían según el laboratorio.

La anemia por deficiencia de hierro se produce cuando hay una falta de hierro en el organismo, lo que resulta principalmente en una baja concentración de hemoglobina.

¿Qué causa la anemia por deficiencia de hierro?

La causa más común de deficiencia de hierro (o ferropenia) es hemorragia o pérdida de sangre, por lo general del tracto gastrointestinal. Otras causas incluyen falta de hierro en la dieta o cambios en el organismo a causa del embarazo.

Las causas comunes de hemorragia en el tracto gastrointestinal incluyen:

  • Cáncer: como cáncer de colon o recto
  • Hemorroides: venas inflamadas en el recto inferior. Pueden estar dentro o fuera del recto o del ano. Las hemorroides que se inflaman pueden ser dolorosas al mover los intestinos o al "hacer fuerza".
  • Fisuras: una fisura anal es un pequeño desgarro de tejido en el ano. Todo aquello que cause un trauma en la pared intestinal, como diarrea o feces grandes y duras, puede provocar una fisura anal.
    • Si el conteo de sangre es bajo debido a la quimioterapia o alguna enfermedad, una fisura anal puede significar una fuente de infección. Si tiene evacuaciones dolorosas o sangre en su materia fecal, avísele de inmediato a su médico.
  • Enfermedad inflamatoria intestinal: la diarrea, el dolor abdominal y la mucosa en las evacuaciones son causados por una inflamación (hinchazón y enrojecimiento) en la pared del colon. Esto puede causar hemorragia rectal.
  • Infección: una infección intestinal puede provocar diarrea durante 1 a 3 días. Esto puede ocurrir después de un viaje (especialmente fuera del país), donde es posible que entre en contacto con ciertos tipos de virus y parásitos a los que no es inmune.
    • Es posible contraer infecciones intestinales (virus o parásitos) porque los alimentos no están bien cocidos
    • Las personas cuyo sistema inmune está debilitado pueden contraer una infección intestinal al no poder combatir las infecciones.
  • Divertículos: son bolsas pequeñas, en forma de dedos, que se forman en la pared del colon. Es posible que los divertículos se inflamen cuando ciertos alimentos (como el maíz y las nueces) quedan atrapados en las bolsas y esto puede provocar una infección. Esto se denomina diverticulitis. Fiebre, dolor en el abdomen inferior izquierdo y sangre en la materia fecal pueden ser signos de diverticulitis.
  • Hemorragia gástrica: el sangrado en la parte superior del sistema digestivo (estómago) puede ser serio. El sangrado puede ser abundante, con sangre de color rojo intenso o guinda. Busque ayuda de emergencia.
  • Las personas que tienen hematomas, que sangran fácilmente o con anemia pueden tener problemas con la coagulación de la sangre. Si nota que tiene hematomas o que sangra fácilmente, infórmeselo a su médico.

¿Cuáles son algunos de los síntomas de anemia por deficiencia de hierro que se deben tener en cuenta?

  • Si tiene anemia por deficiencia de hierro o algún otro trastorno subyacente, es posible que se sienta muy cansado o débil (fatigado). Le puede resultar difícil realizar cualquiera de sus actividades normales.
  • Si está extremadamente anémico, puede tener falta de aire, malestar en el pecho, palpitaciones o una sensación de que se va a desmayar.
  • Si está anémico, podrá notar sangre por la vagina, la orina o el recto. Sin embargo, también es posible que no vea ningún sangrado.
  • Puede notar sangre roja intensa cuando evacua. Esto puede indicar que está perdiendo sangre del tracto gastrointestinal inferior, que puede causar una ferropenia
  • Puede notar la presencia de materia fecal negra, alquitranada o guinda cuando evacua. Esto puede indicar que la pérdida de sangre proviene de la parte superior del tracto intestinal, lo que puede causar ferropenia.
  • Si tiene hemorroides que están sangrando, puede sentir dolor en la región del recto o del ano cuando evacua (defeca).
  • También puede tener fiebre o escalofríos con el dolor abdominal o sangre en las deposiciones. Esto puede ser un signo de infección y debe informárselo al médico.
  • Si sangra fácilmente y con frecuencia cuando evacua, esto puede ser un signo de trastorno de la coagulación de la sangre o de una cuenta baja de plaquetas.
  • Puede tener pequeños puntos rojos en la piel, llamados petequias, que por lo general se presentan en la parte inferior de las piernas. Éste es un signo de una cuenta baja de plaquetas.
  • Si tiene una cuenta baja de plaquetas o un trastorno de la coagulación de la sangre, es posible que tenga sangrados nasales con frecuencia.
  • También es posible que no tenga ningún síntoma.

Qué puede hacer acerca de la anemia por deficiencia de hierro:

  • Para corregir la anemia por deficiencia de hierro se debe determinar la causa de la anemia. Si se debe a una hemorragia en el tracto gastrointestinal o en algún otro lado, primero se debe detener la hemorragia y luego reponer el hierro perdido por el organismo. De lo contrario, seguirá con déficit de hierro si sigue sangrando.
  • Aumente la ingesta de hierro. Si la deficiencia se debe a una ingesta de hierro insuficiente, aumente la ingesta mediante dieta y píldoras. Las carnes rojas, las carnes blancas y el pescado tienen mucho hierro. Las frutas, los vegetales, los frutos secos (incluso la mantequilla de maní), las legumbres (incluyendo la lima, el chile, las alubias pintas y blancas) y los cereales enriquecidos contienen gran cantidad de hierro. Al cuerpo le resulta difícil absorber el hierro de la espinaca y las yemas de huevo.
  • El médico podrá sugerir suplementos de hierro para corregir la ferropenia. Si le recetan píldoras de hierro, tómelas con el estómago vacío y no ingiera alimentos por al menos media hora. El hierro se absorbe mejor con el estómago vacío. Sin embargo, si no puede tolerar el hierro y se siente mal del estómago, puede tomarlo con las comidas. Es mejor así que el no tomarlo.
  • Si su cuerpo no puede absorber el hierro del estómago debido a enfermedad celíaca, cirugía u otros problemas estomacales, el médico podrá ordenar infusiones intravenosas (IV) de hierro.
  • Si la anemia por deficiencia de hierro se debe a una hemorragia rectal, por hemorroides o alguna otra anormalidad, es importante aumentar la cantidad de fibra en la dieta.
    • Puede hacerlo tomando 1 cucharadita de Metamucil® en un cuarto de litro de líquido, una vez al día.
    • Puede tomar Senokot® (tabletas de sen); de 1 a 2 píldoras una o dos veces por día, según respondan sus intestinos.
    • El SenokotSenokot® promoverá la evacuación, evitará la constipación y el trauma (daño) a los delicados tejidos del colon y del recto.
    • Si la anemia se debe a hemorragia y tiene dolor en el recto, puede tomar paracetamol (Tylenol®) hasta 4.000 mg por día (dos tabletas extra fuerte cada 6 horas). Si tiene hemorragia debe evitar los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) y las aspirinas, ya que pueden interferir con la función de las plaquetas de la sangre y prolongar la hemorragia.
  • Las personas con cáncer del colon o del recto pueden tener una historia familiar de cáncer y presentar pérdida de peso, fatiga (debilidad excesiva) y falta de apetito.
  • Todas las personas mayores de 50 deben ser examinadas con una sigmoidoscopía. Si el resultado es negativo, se debe repetir el examen en 5 años o antes, según decida su médico.
  • Todas las personas de más de 50 años deben realizarse anualmente un examen de sangre oculta en heces (ESOH), para buscar sangre oculta en la materia fecal.
    • Debe obtener 3 muestras de materia fecal en 3 días diferentes. Además, por 3 días antes del examen, debe evitar los suplementos de hierro y multivitaminas, o alimentos con alto contenido de hierro (carnes rojas) o vino tinto (según sugiera el médico), ya que estos alimentos pueden afectar el resultado, dando un falso positivo en sangre.
    • Si tiene hematomas o sangra fácilmente, infórmeselo a su médico.
    • Infórmele al médico y a los miembros del equipo médico que le está atendiendo de cualquier medicamento que esté tomando (incluso medicamentos de libre venta, vitaminas o remedios a base de hierbas).
    • No tome aspirinas ni productos que contengan aspirina, a menos que su médico se lo permita.
  • Dígale a su médico si tiene historia de diabetes, enfermedad hepática, renal o cardiaca.
  • Debe restringir la cantidad de alcohol que bebe o evitarlo totalmente. El alcohol puede interactuar mal con muchos medicamentos.
  • Si se le prescribe un medicamento para tratar la anemia, no deje de tomarlo a menos que su médico se lo indique. Tome el medicamento exactamente como se le recetó. No comparta sus pastillas con nadie. Si se le pasa una dosis, pregunte a su médico qué debe hacer.
  • Si tiene síntomas o efectos secundarios, especialmente si son severos, discútalos con su médico o algún miembro del equipo médico que le está atendiendo. Ellos pueden recetarle medicamentos y/o sugerir otras alternativas efectivas para el manejo de estos problemas.
  • Asista a todas las citas para los tratamientos.

Medicamentos que el médico puede recetar para la anemia por deficiencia de hierro:

  • El tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro incluye el identificar y tratar la causa subyacente.
  • Para personas con sistemas inmunes normales, el tratamiento de hemorragias por hemorroides, divertículos y fisuras anales incluye un laxante genérico (como Metamucil o tabletas de sen) con la dieta diaria. Además, según se toleren, se puede aumentar la ingesta de granos enteros, frutas frescas y vegetales. Esto evitará la constipación y promoverá la evacuación. También deberá suplementar la dieta con medicamentos altos en hierro.
  • Sulfato ferroso: es una de las muchas formas de suplementos de hierro disponibles. Estas tabletas se toman hasta tres veces por día con el estómago vacío, a menos que no las tolere. El médico las recetará si los niveles de hierro en sangre son bajos y si considera que volverán a la normalidad con esta terapia.
  • Hierro por vía intravenosa (IV): se le ordenará una infusión de hierro por vía intravenosa si tiene anemia por deficiencia de hierro y no puede absorber el hierro por problemas estomacales u otra condición.
  • Si tiene un trastorno hemorrágico, debe evitar los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), así como las aspirinas, ya que pueden interferir con la función de las plaquetas de la sangre y prolongar la hemorragia.

Cuándo llamar al médico o profesional de atención médica:

En caso de experimentar los siguientes síntomas, busque ayuda de emergencia inmediatamente (llame al 911) e informe a su proveedor de atención médica:

  • Síntomas de embolia pulmonar, infarto de miocardio o derrame cerebral (apoplejía).

Llame a su médico o profesional de atención médica: 

  • Si observa enrojecimiento, hinchazón, calor o sensibilidad al tacto en un brazo o una pierna.
    Si siente dolor en una pierna y empeora al pararse o caminar.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.