Chemocare.com

Cuidado durante la quimioterapia y más allá
presentado por Chemocare.com

Ansiedad y cáncer


La ansiedad también puede ser conocida como descontento, nerviosismo, preocupación o temor.

¿Qué es la ansiedad y cuál es su relación con el cáncer y sus tratamientos?

  • La ansiedad es un sentimiento o una sensación inquietante que a menudo se experimenta cuando se enfrenta una situación abrumante de tensión e incertidumbre.
  • La ansiedad puede conllevar temor a lo desconocido (no saber qué puede pasar) o temor a lo conocido (saber qué puede pasar).
  • En algún momento, todos los seres humanos sienten ansiedad, aunque las causas son muy diferentes en el caso de cada persona.
  • La ansiedad puede ser leve, moderada o grave. La ansiedad grave tiene consecuencias físicas tales como náuseas, diarrea, colon irritable e incluso puede afectar al sistema inmunitario (al disminuir la resistencia del organismo frente a las enfermedades). La ansiedad grave también puede incidir sobre la capacidad para pensar con claridad y afectar el rendimiento en el trabajo, las relaciones y las actividades diarias.

¿Cuáles son los síntomas que deben vigilarse? La ansiedad debe incluir al menos tres de los siguientes síntomas:

  • Preocupación excesiva acerca de varios acontecimientos o varias actividades
  • Tensión muscular
  • Cambios en el sueño (dificultades para dormir o dormir más de lo habitual)
  • Desasosiego
  • Síntomas físicos como, por ejemplo, aumento del ritmo cardíaco, sudor, palpitaciones, temblores, disnea, opresión en el pecho, náuseas, diarrea, eritema, mareos o aumento de la presión arterial
  • Agotamiento
  • Dificultad para concentrarse
  • Irritabilidad
  • Dolencias físicas

Qué puede hacer para controlar la ansiedad provocada por el cáncer

IDENTIFIQUE: 

  • ¿Qué factores hacen que aumenten sus riesgos de sufrir ansiedad?
  • Factores hereditarios
  • Antecedentes de ansiedad o crisis de angustia
  • Antecedentes de diabetes o hipertiroidismo
  • Vivir con una enfermedad crónica como el cáncer
  • Estrés abrumador en su vida
  • Efectos de algunos medicamentos y de la quimioterapia
  • Falta de información o de control
  • Síntomas físicos no aliviados (como el dolor)
  • Alcoholismo o drogadicción
  • Cualquier cambio persistente en su capacidad para manejar el estrés
  • Cualquier cosa que le provoque ansiedad o la empeore
  • Cualquier cosa que lo ayude a aliviar la sensación de ansiedad

DISMINUYA LOS RIESGOS DE SUFRIR ANSIEDAD POR EL CÁNCER:

  • Siempre que sea posible, reduzca sus riesgos (por ejemplo, evite el alcohol para aliviar los síntomas).
  • Consiga una técnica que le funcione para reducir la ansiedad y utilícela (como, por ejemplo, respirar en forma lenta y profunda, inhalando y exhalando, 15 veces).
  • Siga su plan de tratamiento y tome los medicamentos exactamente de la manera como le fueron recetados.
  • Su médico podrá derivarlo a un psicólogo para que lo ayude a encontrar maneras de enfrentar su situación. En los casos de ansiedad grave, aceptar la ayuda de un profesional es tan importante como tomar los medicamentos. La ansiedad continua o grave puede afectar su salud física, mental y emocional.
  • Al comenzar el tratamiento, lleve un diario sobre cómo se siente. Informe a su profesional de atención médica si los síntomas mejoran o empeoran.
  • Aprenda y practique nuevas formas de controlar el estrés en su vida.

Medicamentos que su médico puede recetar para minimizar los efectos de al ansiedad provocada por el cáncer:

  • Lorazepam (Ativan®)
  • Diazepam (Valium®)
  • Clonazepam (Klonopin®)
  • Alprazolam (Xanax®)
  • Clorpromazina (Thorazine®)
  • Buspirona (BuSpar®)
  • Haloperidol (Haldol®)

Si siente ansiedad debido al cáncer o a los tratamientos de quimioterapia, las siguientes pautas le servirán para saber cuándo debe llamar a su médico o proveedor de atención médica:

  • Si tiene preguntas acerca de su tratamiento.
  • Si los síntomas empeoran o son más frecuentes.
  • Si tiene posibles reacciones a los ansiolíticos. Las reacciones dependen de muchos factores, entre ellos la forma en que su cuerpo responde a tipos específicos de estos medicamentos. Entre las reacciones que pueden presentarse se encuentran las siguientes:
    • Mayor ansiedad
    • Amnesia temporal
    • Somnolencia
    • Respiración lenta
    • Pensamientos confusos
    • Sedación
    • Rigidez en los movimientos y el habla
    • Sensación de depresión

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.