Chemocare.com
Cuidado Durante La Quimioterapia Y Más Allá

Entumecimiento y hormigueo

Otros términos:  neuropatía periférica, entumecimiento y hormigueo.

¿Qué es la neuropatía periférica y cuál es su relación con la quimioterapia?

El sistema nervioso del cuerpo se divide en dos sistemas principales: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico. A su vez, el sistema nervioso periférico también se divide en dos partes principales: el sistema nervioso somático y el sistema nervioso autónomo (o vegetativo). El sistema nervioso somático está compuesto por fibras nerviosas periféricas que envían información sensorial al sistema nervioso central y fibras nerviosas motoras que envían señales a la musculatura esquelética.  El sistema nervioso autónomo controla los músculos lisos viscerales (los órganos internos) y las glándulas.

La neuropatía periférica es el resultado de un tipo de daño que afecta a los nervios periféricos. Determinados fármacos de quimioterapia pueden ocasionar neuropatía periférica, como por ejemplo los alcaloides de la vinca (vincristina), el cisplatino, el paclitaxel y las podofilotoxinas (etoposida y tenoposida).
Otros fármacos que se usan para tratar el cáncer, como la talidomida y el interferón, también pueden provocar neuropatía periférica.

Las personas con mayor riesgo de sufrir neuropatía periférica asociada a la quimioterapia son aquellas que tienen una neuropatía periférica preexistente debido a una enfermedad como:

  • Diabetes
  • Alcoholismo
  • Desnutrición grave
  • Quimioterapia anterior

Síntomas de neuropatía periférica:

  • Entumecimiento, hormigueo (sensación de pinchazos) en las manos y/o los pies.
  • Ardor en las manos y/o los pies.
  • Entumecimiento alrededor de la boca.
  • Estreñimiento
  • Pérdida de la sensibilidad al tacto.
  • Pérdida de la sensibilidad postural (saber dónde está una parte del cuerpo sin mirarla).
  • Debilidad y calambres en las piernas o cualquier dolor en las manos y/o los pies.
  • Dificultad para recoger objetos o abotonarse la ropa.

Áreas afectadas por la neuropatía:

  • Dedos de las manos y los pies (es lo más frecuente).
    • Los síntomas pueden progresar gradualmente hacia arriba, siguiente un patrón del tipo "guantes y medias".
  • Intestino.  
    • Puede ocasionar estreñimiento o agravarlo.
    • Puede provocar afecciones como íleo (obstrucción intestinal).
  • Otras partes del cuerpo: rostro, espalda y tórax.

A pesar de que algunos de los signos de neuropatía pueden aparecer de forma repentina, este cambio en la sensibilidad suele aumentar gradualmente y empeorar con cada dosis subsiguiente de quimioterapia. Por lo general, la neuropatía es más pronunciada justo después del tratamiento de quimioterapia, pero tiende a disminuir justo antes del tratamiento siguiente. Los síntomas usualmente alcanzan su punto máximo durante 3 a 5 meses después de recibir la última dosis de tratamiento. Las anomalías en la sensibilidad pueden desaparecer por completo o disminuir sólo parcialmente; también pueden afectar un área menor del cuerpo. Si la neuropatía disminuye, es un proceso gradual que suele durar varios meses. Sin embargo, en algunos casos puede ser irreversible y no disminuir nunca en términos de intensidad o del área del cuerpo afectada.

Qué puede hacer el paciente para reducir al mínimo los efectos de una neuropatía causada por la quimioterapia:

Los pacientes han probado diversas técnicas recomendadas por los médicos para prevenir, reducir la gravedad o tratar los efectos secundarios de la quimioterapia, como la neuropatía periférica. No existe un único régimen que ayude a todos los pacientes. Gran parte del tratamiento se basa en el ensayo y error, y en descubrir qué combinación de actuaciones funciona para el paciente. 

  • Informe a su profesional de atención médica acerca de las sensaciones inusuales que pueda tener. Comuníquele si experimenta los síntomas antes descritos, a fin de que pueda evaluarlos.
  • Siga las instrucciones relacionadas con el reposo y las demoras en el tratamiento.
  • Participe activamente en las decisiones relacionadas con el tratamiento en oposición a la calidad de vida.

Aspectos de protección y seguridad cuando se tiene una neuropatía periférica:

  • Proteja las áreas de su cuerpo en las que ha perdido sensibilidad (por ejemplo; no camine descalzo). Use medias gruesas y zapatos de suela blanda.
  • Los cambios extremos de la temperatura pueden agravar los síntomas.  
  • Use ropa abrigada durante el clima frío. Protéjase los pies y las manos del frío extremo. 
  • Asegúrese de que el agua no esté demasiado caliente cuando esté lavando platos o cuando tome un baño o se duche.
  • Al cocinar, utilice agarradores o manoplas para evitar quemarse.
  • Use guantes para lavar los platos y trabajar en el jardín.
  • Examínese la piel todos los días, a fin de detectar si ha sufrido cortes, rasguños o quemaduras, especialmente en los brazos, las piernas y los dedos de las manos y los pies.

Medidas sencillas para sentirse más cómodo:

  • Masaje
  • Férulas flexibles
  • Lociones y cremas

Medidas para aliviar el estreñimiento provocado por la neuropatía:

  • Coma alimentos ricos en fibras, como frutas (peras, ciruelas pasas), cereales y vegetales.
  • Beba diariamente de 2 a 3 litros de líquidos sin alcohol (agua, jugos), a menos que su médico le indique lo contrario.  
  • Haga ejercicio entre 20 y 30 minutos la mayoría de los días de la semana, en la medida que pueda y si su médico se lo permite. Para muchos pacientes caminar es un ejercicio cómodo y fácil de hacer.
  • Si se le ha prescrito un "régimen intestinal", asegúrese de cumplirlo estrictamente.

Otros consejos prácticos para combatir o reducir al mínimo la neuropatía causada por la quimioterapia:

  • Para algunos pacientes ha sido útil practicar técnicas tales como la respiración profunda, la relajación y la imaginología guiada (visualización), particularmente para aliviar el dolor asociado a la neuropatía.


Terapias o cambios en los fármacos o tratamientos que su médico puede prescribirle:

  • Puede ser necesario interrumpir o ajustar la dosis de los tratamientos de quimioterapia para evitar que este efecto secundario empeore.
  • Uso de vitaminas, particularmente las que forman parte del complejo B.

Control del dolor neuropático:

  • Medicamentos para el dolor (analgésicos)
  • Antidepresivos (como la amitriptilina)
  • Medicamentos anticonvulsivos (como la gabapentina)

Terapias:

  • La fisioterapia puede ayudar a fortalecer los músculos debilitados. Los ejercicios habituales comprenden una variedad de movimientos, estiramientos y masajes. También se pueden recomendar dispositivos de asistencia, como aparatos ortopédicos, bastones y férulas apropiadas.
  • La terapia ocupacional también puede ser útil junto con los dispositivos de asistencia para las actividades de la vida cotidiana.
  • También se pueden recomendar o prescribir terapias como la biorretroalimentación, la acupuntura o la estimulación nerviosa transcutánea (TENS, por sus siglas en inglés) para los casos graves.

Cuándo llamar al médico o profesional de atención médica:

  • Notifique a su profesional de atención médica si experimenta los síntomas arriba descritos.
  • Si siente un dolor que no se alivia.
  • Si sufre estreñimiento a pesar de utilizar laxantes. 

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.

Chemocare.com está diseñado para proporcionar la información más reciente acerca de la quimioterapia para los pacientes y sus familias, cuidadores y amigos . Para obtener información acerca de la cuarta visita Mentoring Program Ángel www.4thangel.org