Chemocare.com

Cuidado durante la quimioterapia y más allá
presentado por Chemocare.com

Llagas en la boca debidas a la quimioterapia


Otros términos: mucositis, estomatitis, esofagitis, llaga bucal

¿Qué es la mucositis (llagas en la boca) y qué relación guarda con la quimioterapia, la radiación y otros tratamientos contra el cáncer?

La mucositis es una reacción inflamatoria de la mucosa que recubre las paredes del tracto digestivo superior, desde la boca al estómago (boca, labios, garganta) y que rodea los tejidos blandos. 

  • Estomatitis hace referencia a una inflamación en la boca.
  • Esofagitis hace referencia a la inflamación del esófago.
  • Mucositis hace referencia a todo el tejido mucoso.

Esta respuesta es causada por determinados fármacos quimioterapéuticos, modificadores de la respuesta biológica, radioterapia y/o cirugía. Esta reacción puede evolucionar a úlceras e infecciones dolorosas, que afectan la alimentación, el habla, el sentido del gusto, la masticación y la deglución, y a menudo dura algunos días.  

La mucositis es una afección autolimitante y, en la actualidad, no existen agentes disponibles para prevenirla de manera regular. La meta es reducir la gravedad y la duración de la mucositis, aliviar el malestar y prevenir o tratar la infección hasta que se produzca la recuperación.

Qué puede hacer para controlar las llagas en la boca y los problemas bucales causados por la quimioterapia:

  • Mantenga la boca y los labios húmedos:
    • Enjuáguese frecuentemente la boca con agua (cada 2 horas mientras esté despierto y cuando se despierte durante la noche). Puede agregar sal o bicarbonato de sodio al agua con que se enjuaga la boca (de 1/2 a una cucharadita en 8 onzas de agua).
    • De ser necesario, utilice un sustituto salival (disponible en el mercado).
    • Aplíquese humectante para labios con frecuencia (por ejemplo, Chap Stick).Chupe caramelos.
    • Mantenga la boca y los dientes limpios.
    • Use un cepillo de cerdas suaves (se puede suavizar aún más colocándolo en agua tibia), hisopos de algodón o hisopos bucales (palillo cubierto con gasa) para limpiar los dientes después de cada comida y antes de acostarse. 
    • Limpie los puentes y/o las prótesis dentales después de cada comida. Deje de usar las prótesis dentales si experimenta molestias.
    • Utilice con delicadeza hilo dental sin cera (si su recuento de plaquetas es adecuado).
    • Puede utilizar un irrigador bucal Water-Pik®.
  • Debe evitar:
    • Enjuagues bucales que contienen alcohol.
    • Hisopos bucales con glicerina y limón.
  • Para tratar las molestias o el dolor:
    • Use agentes tópicos o locales como Orajel o Zilactin-B en cantidades generosas.
    • Se puede hacer un enjuague bucal combinado (puede necesitar una prescripción médica para los ingredientes).
    • Use partes iguales de: solución de xilocaína viscosa, Zovirax® (sin alcohol) y Maalox® o Mylanta®
    • Tome 2 cucharaditas cada 2 ó 4 horas, según lo necesite (enjuáguese la boca y escupa).
    • Si tiene molestias al tragar, su proveedor atención médica puede indicarle tragar esta solución en lugar de escupirla.
  • Para el dolor grave: puede ser necesaria la administración de medicamentos orales o intravenosos (recetados por el proveedor de atención médica) además del medicamento tópico. 
  • Estimule la curación:
    • Aplique Orabase®, Ulcerase®, etc. en las áreas irritadas de la boca o los labios.
    • Aplique vitamina E (haga un orificio en una cápsula de 400 IU y apriete la cápsula para impregnar un hisopo). Pase suavemente el hisopo sobre las áreas abiertas.
    • Para mitigar la sensación de ardor, tome un antiácido, de 1/2-1 onza cada 3 ó 4 horas según sea necesario.
    • Mantenga una buena nutrición, centrándose en los alimentos ricos en proteínas y calorías, que sean blandos o semilíquidos (es decir, huevos revueltos, natillas, alimentos licuados o hechos puré). Puede tomar suplementos líquidos (como Carnation Instant Breakfast®, Ensure®, Boost®, etc.).
  • Debe evitar:
    • Alimentos calientes, muy condimentados y de textura dura o áspera.
    • Bebidas y alimentos muy calientes o muy fríos.
    • Jugos cítricos o alimentos que contengan ácido cítrico (tomate, naranja, limón, etc.).
    • Bebidas alcohólicas o productos con tabaco.
    • Medicamentos líquidos que contengan alcohol (es decir, algunos medicamentos para la tos), si no son absolutamente necesarios.

Fármacos que su médico puede prescribirle para tratar las llagas en la boca causadas por la quimioterapia, la radiación u otros tratamientos contra el cáncer:

Se pueden usar los siguientes agentes para tratar o prevenir las infecciones:

  • Antimicóticos: como la nistatina, el clotrimizol y fluconazol.
  • Antibacterianos: enjuague bucal antiséptico, los enjuagues son la base del régimen de descontaminación bucal.
  • Gluconato de clorhexidina (Peridex®, PerioGard®).
  • Cepíllese los dientes y límpiese con hilo dental, y enjuague por completo la pasta de dientes de la boca antes de usar un enjuague bucal.
  • Antivíricos: como el aciclovir (Zovirax®) o el famciclovir (Famvir®).

Para proteger el tracto gastrointestinal (GI) de los agentes irritantes:

  • Agentes gastrointestinales: el sucralfato (Carafate®), en forma de suspensión líquida, protege el tracto digestivo contra agentes irritantes desde la boca hasta el estómago.
  • Analgésicos para el control del dolor 

Si cree que la quimioterapia, la radiación u otros tratamientos contra el cáncer le han provocado llagas en la boca u otros problemas bucales, las siguientes pautas le ayudan a decidir cuándo debe llamar a su médico o profesional de atención médica:

  • Si tiene fiebre de más 100.5 ºF (38 ºC).
  • Si tiene llagas o úlceras en la boca o los labios que afectan su capacidad para alimentarse, beber o dormir.
  • Si siente dolor o tiene cualquier signo de infección (como lengua blanquecina).
  • Si sus síntomas se agravan a pesar de haber seguido las recomendaciones anteriores.

Siempre informe a su proveedor de atención médica si experimentan síntomas inusuales.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.