Chemocare.com
Cuidado Durante La Quimioterapia Y Más Allá

Síndrome seudogripal

Otros términos: gripe, fiebre y escalofríos

¿Qué es el síndrome seudogripal?

El síndrome seudogripal es un efecto secundario de muchos tratamientos utilizados para combatir el cáncer. No se conoce por completo el proceso exacto que desencadena el síndrome seudogripal. Sin embargo, se cree que, cuando el cuerpo se expone a determinados medicamentos, éstos activan mecanismos antiinflamatorios normales del sistema inmunitario. Este proceso es similar a la respuesta del cuerpo en presencia de un virus "gripal".

Los síntomas gripales que se usan para describir el síndrome seudogripal son:

  • Fiebre (inicio repentino, aparición asociada al tratamiento que provoca el síndrome seudogripal).
  • Escalofríos (a menudo suceden antes de la fiebre y usualmente afectan primero a la parte superior del cuerpo).
  • Dolor muscular/articular (mialgias/artralgias: dolores generalizados, acompañados por sensación de debilidad, que puede aliviarse o no con el descanso).
  • Dolor de cabeza (usualmente en la frente, acompañado de sensibilidad a la luz, puede incluir trastornos oculares, como por ejemplo visión borrosa).
  • Poco apetito.
  • Náuseas, vómitos.
  • Diarrea.
  • Congestión nasal (goteo nasal usualmente transparente, acuoso y persistente).
  • Tos (seca, áspera y persistente, raras veces productiva).
  • Dolor en los huesos.
  • Fatiga (malestar, acompañado de sensación de apatía, falta de energía o motivación).
Tratamientos del cáncer asociados al síndrome seudogripal:
  • Tratamientos biológicos, tales como:
    • interleucina-2, interferones
    • Factores estimulantes de colonias (GM-CSF)
    • Anticuerpos monoclonales
  • Medicamentos de quimioterapia asociados al síndrome seudogripal:
    • bleomicina, cladribina, citarabina, dacarbazina, fluorouracil, l-asparaginasa, procarbazina y trimetrexato. 

En el caso de algunos medicamentos el síndrome seudogripal guarda relación con la dosis y no todos los síntomas de gripe se presentan con todos los medicamentos mencionados. El marco temporal para el síndrome seudogripal también varía, así como la gravedad de los síntomas seudogripales. Otro aspecto de estos síntomas gripales es que pueden ser más graves al principio, pero a medida el cuerpo se "acostumbra" a la medicación, la fiebre y los escalofríos, por ejemplo, serán menos fuertes con las dosis posteriores. Los síntomas pueden volver a aparecer o empeorar si se interrumpe el tratamiento y luego se retoma, o si se aumenta la dosis. Los síntomas seudogripales pueden desaparecer una vez que se interrumpe por completo el tratamiento.

Manejo del síndrome seudogripal:
Qué puede hacer para los síntomas gripales:

General:

Pida a su profesional de atención médica que le explique qué medicamentos tomará para tratar su cáncer. Específicamente, pregunte qué tipo de efectos secundarios cabe esperar y qué se hará para evitarlos o controlarlos. 


Fiebre:
Qué puede hacer para los síntomas gripales:

  • Si el síndrome seudogripal le provoca fiebre, tome un baño templado. Además, puede colocarse compresas frías o bolsas con hielo en el cuerpo para reconfortarse. Algunos pacientes encuentran reconfortante colocarse un paño húmedo frío en la frente o en la nuca.
  • Cuando tiene fiebre, pierde líquido y puede deshidratarse. Por lo tanto, es importante beber muchos líquidos (sin alcohol y sin cafeína) cuando tenga fiebre.
  • Tome los medicamentos para controlar los síntomas de fiebre siguiendo las indicaciones que le hayan dado.

Fármacos que su médico puede recetarle para el síndrome seudogripal:

  • Para tratar la fiebre relacionada con el síndrome seudogripal se utilizan medicamentos antipiréticos (para la fiebre) como el acetaminofén (Tylenol®). Pueden recetarle tomarlos de forma regular o antes del momento en que se espera la fiebre. No tome más de la cantidad recomendada de acetaminofén en un período de 24 horas. No se deben tomar más de 4 gramos (gr) de acetaminofén al día. Las dosis mayores pueden provocar toxicidad hepática. Verifique en el envase la dosis en miligramos (mg) de cada pastilla (1000 mg = 1 gramo). Si toma medicamentos que contienen acetaminofén, es necesario tenerlos en cuenta para calcular la dosis diaria. Por ejemplo: el Percocet® y el Darvocet® contienen 325 mg de acetaminofén en cada pastilla. Es importante revisar todos los medicamentos que toma con su profesional de atención médica.
  • Si sufre un trastorno hemorrágico, debe evitar tomar fármacos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés), al igual que la aspirina, debido a que pueden afectar a las plaquetas y prolongar la hemorragia. Consulte a su profesional de atención médica antes de tomar estos fármacos para tratar los síntomas de la fiebre.

Escalofríos:
Qué puede hacer para los síntomas gripales:

  • En cambio, si los síntomas seudogripales le provocan escalofríos, debe usar ropa abrigada, mantas o tomar un baño caliente. Si lo desea, puede usar compresas calientes o almohadillas térmicas, con cuidado para evitar quemarse la piel.
Fármacos que su médico puede recetarle para el síndrome seudogripal:
  • Pueden recetarse analgésicos como la meperidina o la hidromorfona, para detener los escalofríos fuertes que pueden causar algunos fármacos.

Dolores musculares y en las articulaciones:
Qué puede hacer para los síntomas gripales:

  • Algunos pacientes encuentran que la aplicación de calor o frío en las articulaciones y los músculos ayuda a aliviar en parte la molestia. 
  • Descanse cuando se sienta adolorido y cansado, pero tenga en cuenta que debe haber un equilibrio entre el descanso y el ejercicio. Un poco de ejercicio puede aumentar sus niveles de energía. Consulte a su médico si el ejercicio es adecuado para usted durante el síndrome seudogripal.
  • Técnicas de relajación.

Fármacos que su médico puede recomendarle para el síndrome seudogripal:

  • Analgésicos (medicamentos para el dolor) como el acetaminofén. No tome más de la cantidad recomendada de acetaminofén en un período de 24 horas. No se deben tomar más de 4 gramos (gr) de acetaminofén al día. Las dosis mayores pueden provocar toxicidad hepática. Verifique en el envase la dosis en miligramos (mg) de cada pastilla (1000 mg = 1 gramo). Si toma medicamentos que contienen acetaminofén entre sus ingredientes, es necesario tenerlos en cuenta para calcular la dosis diaria. Por ejemplo: el Percocet® y el Darvocet® contienen 325 mg de acetaminofén en cada pastilla. Es importante revisar todos los medicamentos que toma con su profesional de atención médica.
  • Si sufre un trastorno hemorrágico, debe evitar tomar fármacos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés), al igual que la aspirina, debido a que pueden afectar a las plaquetas y prolongar la hemorragia. Consulte a su profesional de atención médica antes de tomar estos fármacos para tratar los síntomas de dolor de cabeza.


Dolor de cabeza:
Qué puede hacer para los síntomas gripales:

  • Descanse en una habitación tranquila y poco iluminada. Tal vez, escuchar música relajante lo ayude a aliviar el dolor de cabeza.
  • Colóquese un paño frío en la frente.
  • Los dolores de cabeza pueden deberse a una congestión sinusal; si éste es el caso, es posible aliviarlas utilizando calor y vapor.
  • Si el dolor de cabeza se ubica en la parte posterior de la cabeza o en el cuello, puede estar relacionado con tensión muscular. El calor o unos masajes podrían ayudarlo a sentirse mejor.

Fármacos que su médico puede recomendarle para el síndrome seudogripal:

  • Analgésicos (medicamentos para el dolor) como el acetaminofén. No tome más de la cantidad recomendada de acetaminofén en un período de 24 horas. No se deben tomar más de 4 gramos (gr) de acetaminofén al día. Las dosis mayores pueden provocar toxicidad hepática. Verifique en el envase la dosis en miligramos (mg) de cada pastilla (1000 mg = 1 gramo). Si toma medicamentos que contienen acetaminofén entre sus ingredientes, es necesario tenerlos en cuenta para calcular la dosis diaria. Por ejemplo: el Percocet® y el Darvocet® contienen 325 mg de acetaminofén en cada pastilla. Es importante revisar todos los medicamentos que toma con su profesional de atención médica.
  • Si sufre un trastorno hemorrágico, debe evitar tomar fármacos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés), al igual que la aspirina, debido a que pueden afectar a las plaquetas y prolongar la hemorragia. Consulte a su profesional de atención médica antes de tomar estos fármacos para tratar los síntomas de dolor de cabeza asociados al síndrome seudogripal.


Poco apetito:
Qué puede hacer para los síntomas gripales: 
Preparación de la comida:

  • Trate de comer pequeñas comidas o refrigerios cada dos a tres horas, en lugar de tres comidas abundantes por día. No pretenda ingerir comidas de tamaño regular mientras tenga el síndrome seudogripal.
  • Los alimentos ricos en proteínas o calorías son buenos refrigerios para tener a la mano. Algunos ejemplos de este tipo de alimentos son los batidos, el queso, las frutas, la mantequilla de maní, los frutos secos, las galletas y los jugos. 
  • Ingiera alimentos ricos en calorías y nutrientes. Evite las comidas bajas en calorías que lo hagan sentirse lleno, como la lechuga, el caldo y las gaseosas dietéticas.
  • Al elegir bebidas, seleccione líquidos ricos en nutrientes, como la leche, los s de leche, los jugos y las bebidas tipo ponche.
  • Evite las comidas pesadas, grasosas o fritas, y las que provocan gases. Algunos ejemplos de alimentos que producen gases son los frijoles, la coliflor, el brócoli, el repollo y las bebidas gaseosas.
  • Prepare comidas vistosas y agradables a la vista.

Ambiente:

  • Trate de comer acompañado con amigos o familiares. Haga que las comidas sea un acontecimiento social. Por lo general, las personas comen más cuando socializan.
  • Intente cambiar el horario, el lugar y el entorno en las comidas. Mire su programa de televisión preferido mientras come.
  • Use un plato más grande de lo necesario y sirva porciones pequeñas. De esta manera, la cantidad de comida que necesita comer no le parecerá tan abrumadora.
  • Evite los olores que le resultan repugnantes o molestos mientras come.

Alteraciones del sentido del gusto:

  • Si no está comiendo gran cosa durante el síndrome seudogripal porque ha perdido el sentido del gusto debido a la quimioterapia, tal vez sea buena idea probar diferentes aderezos para las comidas.
  • Si siente un mal sabor, pruebe chupar caramelos o mentas o masticar goma de mascar. Asimismo, mantenga la boca limpia cepillándose al menos dos veces al día y enjuagándose la boca con agua entre las comidas o los refrigerios.

Sequedad bucal:

  • Si no está comiendo gran cosa debido a que los síntomas seudogripales le provocan sequedad en la boca, pruebe aumentar la cantidad de bebidas no alcohólicas a por lo menos dos litros al día; pero antes consulte a su médico para asegurarse de que será bueno para usted beber tal cantidad de líquido. Además, restrinja la cantidad de líquido que toma con las comidas. Los líquidos que toma con las comidas hacen que se sienta satisfecho. Reserve los líquidos para beberlos entre las comidas.
  • Evite utilizar pastas dentífricas y enjuagues bucales que contengan alcohol, ya que pueden aumentar la sensación de sequedad bucal. Para estimular la salivación, o para humedecer la boca, pruebe chupar cubos de hielo, caramelos o goma de mascar.

Llagas en la boca:

  • Si no está comiendo gran cosa debido a los síntomas seudogripales como llagas en la boca, use un cepillo de dientes de cerdas suaves. También puede enjuagarse la boca con una mezcla de 1/2 - 1 cucharadita de bicarbonato de sodio o 1/2 - 1 cucharadita de sal en 8 onzas de agua, cuatro o cinco veces al día. Consulte a su médico si puede tomar acetaminofén (Tylenol®) o ibuprofeno para aliviar el malestar.

Ejercicio: 

  • Previa aprobación de su médico, trate realizar algún ejercicio leve todos los días mientras tenga los síntomas seudogripales. A veces, alguna actividad diaria, como por ejemplo caminar o practicar yoga durante veinte minutos, lo ayudará a estimular el apetito, aliviar el estrés, mejorar el humor y dormir mejor por las noches.

Fármacos que su médico puede recetarle para aumentar el apetito durante los síntomas seudogripales:

*Nota: Estos fármacos no se recetan usualmente para problemas de apetito temporales o de corto plazo, y es posible que no sea apropiado tomarlos junto con determinados protocolos de tratamiento.

  • Acetato de megestrol (Megace®) tiene una presentación en pastillas y otra líquida.
  • Metoclopramida (Reglan®) tiene una presentación en comprimidos (pastillas) y otra líquida.
  • Dronabinol (Marinol®) tiene presentación en comprimidos (pastillas).
  • Los esteroides como la prednisona y la dexametasona (Decadron®) pueden aumentar el apetito y la sensación de bienestar. Tienen una presentación en comprimidos y otra líquida.
  • Alcohol, un vaso de vino o de cerveza puede ayudar a abrir el apetito y agregar algunas calorías a las comidas.

Náuseas, vómitos:
Qué puede hacer para los síntomas gripales:

Consejos de alimentación:

  • Tome cantidades pequeñas de alimentos a lo largo del día.  
  • Coma antes de sentir demasiada hambre.
  • Ingiera alimentos secos como cereales, tostadas o galletas sin líquidos, especialmente a primera hora de la mañana.
  • Evite las comidas pesadas y con alto contenido de gasas antes de recibir la quimioterapia.
  • No coma sus comidas preferidas durante el síndrome seudogripal. Si comienza a asociarlas con episodios de náuseas y vómitos podrían dejar de gustarle.

Ambiente:

  • Evite los olores fuertes.
  • No se recueste hasta que hayan transcurrido por lo menos dos horas después de comer. Descanse sentado o reclinado con la cabeza elevada.
  • Después de comer, tomar aire fresco y llevar la ropa suelta pueden ayudarlo a sentirse mejor. 
  • Hacer ejercicio después de comer puede retrasar la digestión y aumentar la sensación de malestar.

Distracción:

  • Relájese e intente no pensar en la quimioterapia cuando tenga síntomas seudogripales. Mientras recibe quimioterapia, escuche música que lo tranquilice, cintas o CD de relajación. Puede llevar una película divertida para mirarla durante la quimioterapia, o a un amigo o familiar que le haga compañía.

Además: 

  • Si tiene vómitos debido a los síntomas seudogripales, deje de comer. Una vez que deja de vomitar, vuelva lentamente a ingerir alimentos. Comience con pequeñas cantidades de líquidos claros, como por ejemplo caldos, refrescos, bebidas rehidratantes para deportistas o agua. Después, continúe con alimentos livianos y suaves como gelatina, bananas, arroz o pan tostado. Pronto podrá volver a ingerir alimentos sólidos.  
  • Evite la cafeína y el cigarrillo.
  • Chupe caramelos, sorbetes de agua o hielo durante la quimioterapia.
  • Tome los medicamentos para las náuseas y los vómitos como se lo haya indicado su médico para los síntomas seudogripales. Cuando le queden pocos, haga otro pedido.
  • Si siente náuseas durante la quimioterapia, infórmelo a su enfermera o médico.

Fármacos que su médico puede recetarle para el síndrome seudogripal:

*Nota: Su médico puede no recetarle fármacos antieméticos, ya que no todas las quimioterapias producen náuseas y vómitos. Sin embargo, si existe la probabilidad de que la quimioterapia le cause náuseas y vómitos, su médico puede recetarle uno o más de los siguientes medicamentos antieméticos comunes: 

  • dolasetrón (Anzemet®
  • granisetrón (Kytril®
  • ondansetrón (Zofran®)
  • proclorperazina (Compazine®)
  • prometazina (Phenergan® , Anergan®)
  • lorazepam (Ativan®
  • metoclopramida (Reglan®)
  • dexametasona (Decadron®

Se le puede recetar tomarlos antes, durante y/o después de la quimioterapia. Como puede ver, hay muchos medicamentos diferentes que su médico puede recetarle para controlar estos síntomas gripales. Es posible que tenga que probar varios medicamentos antes de encontrar el que sea más adecuado para su síndrome seudogripal.


Diarrea:
Qué puede hacer para los síntomas gripales:

Dieta:

  • Beba muchos líquidos claros (de 8 a 10 vasos por día). Por ejemplo: Gatorade, caldo, gelatina, agua, etc.
  • Ingiera con frecuencia pequeñas cantidades de alimentos blandos y livianos, bajos en fibra, como por ejemplo: banana, arroz, fideos, pan blanco, pollo o pavo sin piel y pescados de carne blanca livianos.
  • Evite alimentos tales como:
    • Comidas grasosas o fritas.
    • Frutas o vegetales crudos.
    • Condimentos fuertes.
    • Panes y cereales integrales, frutos secos y palomitas de maíz.
    • Comidas y bebidas que provoquen gases (frijoles, repollo, bebidas gaseosas).
    • Productos que contengan lactosa, suplementos dietéticos o alcohol.
    • Restrinja los alimentos y bebidas con cafeína y las bebidas extremadamente calientes o frías.

Medicamentos: (de venta sin receta médica; lea las etiquetas y consulte a su profesional de atención médica para asegurarse de que puede tomar estos medicamentos con sus síntomas seudogripales):

  • Loperamida (Imodium®
  • Kaopectate II en comprimidos oblongos
  • Grageas antidiarreicas Maalox®
  • Pepto Diarrhea Control® (siga las instrucciones del envase)
  • Evite: suplementos herbales (cardo de leche, cayena, ginseng, palma enana y otros).

Cuidado de la piel:

  • Limpie la piel alrededor del ano con agua tibia y un paño suave, y seque bien con cuidado.
  • Puede aplicar una crema protectora (como Desitin®) en la piel irritada.
  • Exponga la piel irritada al aire libre la mayor cantidad de tiempo posible.

Fármacos que su médico puede recetarle para el síndrome seudogripal
(estos fármacos sólo están disponibles con receta médica):

  • Sulfato de atropina y difenoxilato (Lomotil®)
  • Tintura de opio

Goteo nasal:
Qué puede hacer para los síntomas gripales:

  • Utilice un vaporizador o humidificador para humidificar el aire. Evite el aire seco. Esto lo ayudará a licuar las secreciones mucosas cuando esté congestionado.  Aun cuando tenga goteo nasal provocado por un síndrome seudogripal, es importante seguir drenando estas secreciones para prevenir que se acumule un exceso de bacterias en los senos nasales debido a la congestión. 
  • Beba diariamente de 2 a 3 litros de líquido, a menos que se le haya indicado limitar el consumo de líquido, y mantenga una buena dieta. Mantenerse bien hidratado le servirá para prevenir la congestión y hacer que las secreciones sean más líquidas.

Fármacos que su médico puede recetarle para el síndrome seudogripal:

  • El tratamiento del goteo nasal durante el síndrome seudogripal puede incluir terapia con antibióticos si hay una infección, descongestionantes, aire humidificado (con un vaporizador o una ducha humeante) y beber mucho líquido.
  • Antihistamínicos: si tiene síntomas seudogripales tales como goteo nasal, estornudos, tiene los ojos llorosos y escozor, los antihistamínicos lo ayudarán a disminuir sus síntomas.
    • Los antihistamínicos de venta sin receta médica más comunes son la difenhidramina (Benadryl ®) y la clorfeniramina (Chlor-Trimeton ®). Sin embargo, estos fármacos pueden provocar somnolencia y sequedad bucal. 
    • Entre los antihistamínicos más nuevos de venta con receta médica que no tienen los efectos secundarios de sequedad bucal, somnolencia o sedación, se encuentran la loratadina (Claritin ®) y la fexofenadina (Allegra ®). Puede tomar una de estas pastillas cada dos días, o cada vez que tenga estos síntomas seudogripales. Pueden recetarle tomar estos medicamentos solos o en combinación con un descongestionante (como, por ejemplo, loratadina/seudoefedrina, Claritin-D®)
  • Corticosteroides: cuando se administran en forma de atomizador nasal (tópico), los corticosteroides (esteroides) actúan localmente para disminuir la irritación y la inflamación nasal. Esto es bueno, ya que no deben preocuparle los efectos secundarios desfavorables a largo plazo de los esteroides si los utiliza de forma local a corto plazo. Sólo se distribuye en el cuerpo una pequeña cantidad. Entre los esteroides nasales tópicos comunes pueden citarse la budesonida (Rhinocort®) y el propionato de fluticasona (Flonase®). 
  • Descongestionantes: pueden ser útiles en forma de pastillas o de atomizador nasal (tópico) para aliviar la obstrucción nasal o los síntomas de goteo nasal. 
    • El medicamento en pastillas que se receta con mayor frecuencia para tratar la congestión es la seudoefedrina (Sudafed®).
    • Un descongestionante nasal en atomizador de uso común es la azelastina (Astelin®).  
    • Los antihistamínicos combinados con un descongestionante funcionan bien para algunas personas, ya que el descongestionante aumenta la eficacia del antihistamínico. No obstante, si tiene antecedentes de hipertensión arterial, tenga cuidado con los descongestionantes. Consulte este tema con su proveedor de atención médica.

Tos:
Qué puede hacer para los síntomas gripales:

  • Descríbale a su médico la tos lo mejor que pueda. Piense en el tipo de cosas o de actividades que agravan o alivian la tos. Piense en cuánto tiempo ha tenido la tos. ¿Expulsa mucosidad o sangre con la tos? ¿Tiene fiebre? ¿Ha perdido peso repentinamente y sin explicación? ¿Se queda sin aliento?
  • Deje de fumar y evite la exposición ambiental o laboral a agentes irritantes.
  • Si tiene tos seca persistente o crónica, puede probar utilizar un humidificador para mantener la garganta y las vías nasales húmedas.

Fármacos que su médico puede recetarle o recomendarle para el síndrome seudogripal:

  • Antitusivos (supresores de la tos): benzonatato, codeína y dextrometorfán son ingredientes genéricos de diversos preparados para aliviar la tos.
  • Expectorante (ayuda a expulsar las flemas o mocos): guaifenesina, un ingrediente genérico de diversas preparaciones para la tos.
  • Descongestionante/agonista de los receptores alfa y beta (actúan sobre determinados receptores del tejido de las paredes de los pulmones y las vías respiratorias que provocan la constricción y hace que se relajen, aliviando de esta manera la congestión): seudoefedrina, ingrediente genérico de diversas preparaciones para la tos.
  • Antihistamínicos (compiten con la histamina por sitios receptores en las células que se encuentran en el tejido de las paredes del tubo digestivo, los vasos sanguíneos y la nariz, los pulmones y las vías respiratorias, lo que ayuda a reducir los síntomas seudogripales del exceso de secreciones [como el goteo nasal] relacionadas en particular con las alergias): bromfeniramina, cetirizina, clorfeniramina, difenhidramina, fexofenadina y loratadina son ingredientes genéricos de diversas preparaciones para la tos.

Fatiga (malestar)

(para obtener más información, vea Manejo de los síntomas: Fatiga.)

Qué puede hacer para los síntomas gripales:

  • Piense en sus reservas de energía personales como un "banco". Los depósitos y los retiros deben hacerse en el transcurso del día o de la semana de manera tal de garantizar que exista un equilibrio entre la conservación, el restablecimiento y el gasto de energía.
  • Lleve un diario durante una semana para identificar en qué momento del día se siente más fatigado o tiene más energía. Tome nota de lo que considere que pueden ser los factores que contribuyen a que usted se sienta así. 
  • Preste atención a los signos de advertencia de fatiga inminente: cansancio visual, cansancio en las piernas, cansancio en todo el cuerpo, rigidez en los hombros, disminución o falta de energía, incapacidad para concentrarse, debilidad o malestar, aburrimiento o falta de motivación, sueño, mayor irritabilidad, nerviosismo, ansiedad o impaciencia.

Ahorro de energías:

  • Planifique con anticipación y organice su trabajo.
  • Programe descansos.
  • Controle su propio ritmo.
  • Practique una mecánica funcional del cuerpo correcta.
  • Restrinja el trabajo que deba hacer por encima de la altura de su cabeza.
  • Restrinja el trabajo isométrico.
  • Identifique los efectos que tiene su ambiente sobre usted.
  • Asigne prioridades.

Nutrición:

  • Con frecuencia, la fatiga suele empeorar si no come lo suficiente debido a los síntomas seudogripales o si no consume los alimentos adecuados. Mantener una buena nutrición puede ayudarlo a sentirse mejor y a tener más energía en general. 
  • Aumente el consumo de líquidos.
  • Suplementos vitamínicos (un suplemento recomendado sería un multivitamínico que proporcione al menos 100% del consumo diario recomendado [RDA, por sus siglas en inglés] de la mayoría de los nutrientes).
  • Los suplementos vitamínicos no proporcionan calorías, que son fundamentales para la producción de energía. Por lo tanto, las vitaminas no pueden sustituir el consumo adecuado de alimentos.

Ejercicio:

  • La disminución de la actividad física, que puede ser el resultado del síndrome seudogripal o de su tratamiento, puede producir cansancio y falta de energía. Los investigadores han determinado que hasta los atletas saludables que se ven obligados a estar guardar reposo durante períodos de tiempo prolongados en cama o sentados desarrollan ansiedad, depresión, debilidad, fatiga y náuseas. Hacer regularmente un ejercicio moderado puede prevenir estas sensaciones y ayudar a que una persona se sienta con energía y permanezca activa. Incluso durante el tratamiento contra el cáncer, a menudo es posible continuar haciendo ejercicio.

¿Qué tipo de ejercicio es adecuado?

  • Un buen plan de ejercicio comienza lentamente, para dar al cuerpo tiempo para adaptarse.
  • Es importante que haga algo para ejercitar todo el cuerpo regularmente. "Regularmente" significa todos los días o, por lo menos, dejando un día.
  • El tipo de ejercicio adecuado es aquél que nunca lo hace sentirse adolorido, entumecido o agotado.
  • Cualquier tipo de ejercicio es bueno. Caminar, montar bicicleta fija o nadar (si su sistema inmunitario está bien) son ejemplos de tipos de ejercicio.

¿Qué tipo de ejercicio es inadecuado?

  • Ejercitarse ocasionalmente y hacerlo en gran cantidad o con demasiada rapidez puede ser incluso más peligroso que no hacerlo nunca.
  • Si siente dolor, rigidez, agotamiento, o le falta el aire debido al ejercicio, es probable que se esté exigiendo demasiado. 

Manejo del estrés:

  • El manejo del estrés puede desempeñar una función importante en la lucha contra la fatiga causada por el síndrome seudogripal. A continuación, se ofrecen algunas sugerencias:
    • Adapte sus expectativas. Por ejemplo, si tiene una lista de diez cosas que desea lograr hoy, redúzcala a dos objetivos y deje el resto para otros días. La sensación de logro es muy importante para reducir el estrés. 
    • Ayude a que otros lo comprendan y lo apoyen. Los familiares y amigos son de ayuda si pueden "ponerse en su lugar" y comprender lo que la fatiga significa para usted. Los grupos de apoyo para el cáncer pueden ser otra forma de apoyo. Otras personas con cáncer verdaderamente comprenden lo que le está pasando.
    • Las técnicas de relajación como las cintas de audio que enseñan técnicas de respiración profunda o visualización pueden ayudar a reducir el estrés.
    • Las actividades que desvían su atención de la fatiga causada por el síndrome seudogripal también pueden ser útiles. Por ejemplo, actividades tales como tejer, leer o escuchar música requieren poca energía física pero exigen atención.
    • Si su estrés parece estar fuera de control, hable con un profesional de atención médica. Él está allí para ayudarlo.
Hable con sus profesionales de atención médica

Fármacos que su médico puede recetarle para el síndrome seudogripal:

  • No hay un solo medicamento disponible para tratar la fatiga. Sin embargo, hay medicamentos disponibles que sirven para tratar algunas de las causas subyacentes. Asegúrese de hablar con su profesional de atención médica si se siente fatigado.

Cuándo llamar a su médico o proveedor de atención médica debido a síntomas de gripe:

Tenga en cuenta que los síntomas seudogripales, en especial la fiebre, pueden ser causados por una infección grave; por lo tanto, es importante que busque atención médica si observa los siguientes síntomas:
  • Si tiene fiebre de 100.5 ºF (38.5 ºC) o más, que ocurre por primera vez y no guarda relación con la fiebre que cabría esperar en relación con su medicación. 
  • Desarrolla síntomas seudogripales inusuales, inesperados o que le provoquen molestia.
  • Náuseas (si interfieren con la capacidad de comer y no ceden con la medicación recetada).
  • Vómitos (más de 4 ó 5 veces en un período de 24 horas).
  • Fatiga que limita su capacidad para cuidar de sí mismo.
  • Aumento de la dificultad para respirar al hacer un mínimo esfuerzo.
  • Si no puede comer o beber durante 24 horas o muestra signos de deshidratación: cansancio, sed, sequedad bucal, orina oscura y en menor cantidad o mareos.
  • Diarrea (de 4 a 6 episodios en un período de 24 horas).
  • Dolor que no cede al tomar medidas para aliviar la molestia o con los analgésicos recetados (medicamentos para el dolor).
  • Ansiedad o nerviosismo incontrolables.
  • Depresión permanente.

Siempre informe a su proveedor de atención médica si experimenta síntomas inusuales durante el síndrome seudogripal, o si tiene alguna pregunta o una dificultad relacionada con los efectos secundarios.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web acerca del síndrome seudogripal y otras enfermedades tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.

Chemocare.com está diseñado para proporcionar la información más reciente acerca de la quimioterapia para los pacientes y sus familias, cuidadores y amigos . Para obtener información acerca de la cuarta visita Mentoring Program Ángel www.4thangel.org