Chemocare.com

Cuidado durante la quimioterapia y más allá
presentado por Chemocare.com

Leuprolide


Nombre genérico: Leuprolide
Nombres comerciales:  Lupron® , EligardTM, Lupron Depot®, ViadurTM

Tipo de fármaco: Leuprolide es un fármaco de terapia hormonal. Está clasificado como un "agonista de la LHRH". (Para obtener más detalles, vea más abajo la sección "Cómo actúa este fármaco").

Para qué se utiliza este fármaco:

  • Cáncer de próstata
  • Cáncer de mama, ovárico y endometrial
  • También se utiliza para tratar afecciones no cancerosas como la endometriosis, la infertilidad y la hipertrofia prostática benigna (HPB).

Nota: si se ha aprobado un fármaco para un uso, los médicos pueden decidir utilizar este mismo fármaco para tratar otros problemas, si creen que podría ser útil.

Cómo se administra este fármaco:

  • En forma de inyección debajo de la piel (subcutánea, SubQ) o en el músculo (intramuscular, IM).
  • Puede administrarse con una frecuencia diaria, mensual o cada 3 ó 4 meses, dependiendo de la formulación y de la afección que esté siendo tratada.
  • Asimismo, puede administrarse por medio de un dispositivo implantable anual (Viadur(tm)). Este dispositivo luce como un tubo metálico delgado con una longitud de 1/2 pulgada (12.7 mm). Se implanta debajo de la piel. En un extremo del dispositivo se encuentran unas "tabletas osmóticas". Estas tabletas se expanden en presencia del agua que atraen de los tejidos circundantes a una velocidad regular y constante. A medida que el agua penetra por este extremo del dispositivo, ejerce una presión en el interior del implante que empuja a un ritmo constante la cantidad adecuada de medicación a través de un pequeño agujero en el otro extremo del dispositivo. El implante se extrae al cabo de un año.
  • El leuprolide no viene en forma de pastillas.
  • Su médico determinará la dosis para usted y el calendario de administración del fármaco.

Efectos secundarios:
Aspectos importantes que debe recordar acerca de los efectos secundarios del leuprolide:

  • La mayoría de las personas no experimenta todos los efectos secundarios mencionados.
  • Los efectos secundarios suelen ser predecibles en cuanto a su aparición y duración.
  • Casi siempre son reversibles y desaparecerán cuando finalice el tratamiento.
  • Existen muchas opciones para ayudar a minimizar o prevenir los efectos secundarios.
  • No existe ninguna relación entre la manifestación o la gravedad de los efectos secundarios y la eficacia del medicamento.

Los siguientes efectos secundarios son comunes (es decir, tienen una incidencia mayor del 30%) en los pacientes que reciben tratamiento con leuprolide:

  • Sofocos (ver "Sexualidad")
  • Pérdida del apetito sexual (disminución de la libido) (ver "Sexualidad")
  • Incapacidad para lograr o mantener una erección (impotencia) (ver "Sexualidad")

Los siguientes efectos secundarios son menos frecuentes en los pacientes que reciben tratamiento con leuprolide (incidencia entre 10% y 29%):

  • Mayor dolor en los huesos o retención de orina debido a una "reacción" de la enfermedad durante las primeras dos semanas de tratamiento.
  • Dolor de las mamas (ver "Sexualidad")
  • Molestia en el lugar de la inyección
  • Anomalías en los análisis de sangre: aumento en los niveles de colesterol
  • Inflamación en los pies o tobillos (edema)
  • Debilidad: pérdida general de las fuerzas
  • Aumento del tamaño de las mamas (ginecomastia) (vea "Sexualidad")
  • Depresión
  • Sudoración

El leuprolide puede causar un aumento en el corto plazo (durante las primeras dos semanas de tratamiento) de los niveles de testosterona sérica. Cuando se utiliza para tratar cáncer de próstata, la "reacción" del tumor puede causar un aumento temporal del dolor óseo, una inflamación de la próstata que impida el paso de la orina o una inflamación alrededor del tumor en la columna vertebral que comprima la médula espinal. Si observa una mayor debilidad, entumecimiento u hormigueo en los brazos o las piernas, o dificultad para orinar, informe inmediatamente estos síntomas a su proveedor de atención médica.

Los efectos secundarios poco frecuentes pero graves pueden incluir problemas cardiacos tales como insuficiencia cardiaca congestiva (1%) o problemas de coagulación de la sangre (1%). Los coágulos sanguíneos pueden provocar émbolos pulmonares o un accidente cerebrovascular (afecciones que amenazan la vida).

No se han incluido todos los efectos secundarios. Algunos efectos secundarios que son infrecuentes (cuya incidencia es menor de 10% de los pacientes) no figuran aquí. Sin embargo, no deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Cuándo llamar a su médico o proveedor de atención médica:

Comuníquese con su proveedor de atención médica inmediatamente, durante el día o la noche, si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Retención de orina o incapacidad para orinar
  • Debilidad, entumecimiento u hormigueo en los brazos o las piernas

Los síntomas a continuación requieren atención médica, pero no son situaciones de emergencia. Comuníquese con su proveedor de atención médica en un plazo de 24 horas si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Fatiga extrema (imposibilidad de realizar las actividades de cuidado personal).
  • Hinchazón de los pies o tobillos. Aumento repentino de peso.
  • Hinchazón, enrojecimiento o dolor sólo en una pierna o en un brazo y no en ambas piernas o en ambos brazos.
  • Cambios de humor o trastornos de la memoria

No deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Precauciones: 

  • Antes de comenzar el tratamiento con leuprolide, asegúrese de informar a su médico acerca de los demás medicamentos que toma (incluso los medicamentos recetados, los medicamentos de venta sin receta médica, las vitaminas, los remedios a base de hierbas, etc.). No tome aspirina ni productos que contengan aspirina a menos que su médico se lo permita específicamente.
  • Si está embarazada o cree que puede estarlo, comuníquelo a su profesional de atención médica antes de comenzar el tratamiento. El leuprolide es un fármaco clasificado en la categoría X (puede ocasionar daños al feto si se administra a una mujer embarazada). Este fármaco no debe administrarse a una mujer embarazada o que desee quedar embarazada. Si una mujer se embaraza durante el tratamiento con leuprolide, el medicamento debe interrumpirse de inmediato y la mujer debe recibir asesoramiento adecuado.
  • Tanto para hombres como para mujeres: Evite la concepción mientras reciba tratamiento con leuprolide. Se recomiendan los métodos anticonceptivos de barrera, como los condones. Consulte a su médico cuándo podrá concebir sin riesgos para el bebé después del tratamiento.
  • No amamante mientras recibe este medicamento.

Consejos prácticos sobre el cuidado personal:

  • Si experimenta sofocos, use prendas de vestir ligeras, permanezca en un ambiente fresco y colóquese paños fríos en la cabeza para reducir los síntomas. Si estos síntomas empeoran o se vuelven intolerables, consulte a su proveedor de atención médica.
  • Evite la exposición al sol. Use protector solar con factor de protección (SPF) 15 o superior y ropa protectora.
  • Por lo general, se debe reducir al mínimo o evitar por completo el consumo de bebidas alcohólicas. Debe hablar sobre este tema con su médico.
  • Descanse mucho.
  • Mantenga una buena nutrición.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, asegúrese de hablar de ellos con los miembros de su equipo de atención médica. Ellos pueden recetarle medicamentos y/u ofrecerle otros consejos que sean eficaces para controlar este tipo de problemas.

Control y pruebas:

Su profesional de atención médica le realizará pruebas con regularidad durante el tratamiento con leuprolide, para vigilar los efectos secundarios y comprobar su respuesta al tratamiento. Su médico le ordenará periódicamente recuentos sanguíneos completos (CBC, por sus siglas en inglés), así como también es posible que le indique otros análisis de sangre a fin de vigilar el funcionamiento de otros órganos (como los riñones y el hígado). 

Cómo actúa este fármaco:

Las hormonas son sustancias químicas producidas por las glándulas del cuerpo, que ingresan al torrente sanguíneo y provocan efectos en otros tejidos. Por ejemplo, la hormona testosterona se fabrica en los testículos y es responsable de las características masculinas como la voz grave y la mayor cantidad de vello corporal. El uso de la terapia hormonal para tratar el cáncer se basa en la observación de que en la superficie de algunas células tumorales se encuentran receptores de hormonas específicas necesarias para el crecimiento celular. La terapia hormonal puede funcionar haciendo que se detenga la producción de una determinada hormona, bloqueando los receptores de la hormona o sustituyendo a la hormona activa con agentes químicamente similares que no pueden ser utilizados por la célula tumoral. Los diferentes tipos de terapia hormonal se clasifican de acuerdo con su función o el tipo de hormona sobre la que actúan.

El leuprolide se clasifica como un agonista de la hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH). Los agonistas de la LHRH ordenan a la glándula pituitaria ubicada en el cerebro que deje de producir la hormona luteinizante, que (en los hombres) estimula a los testículos a liberar testosterona y (en las mujeres) estimula a los ovarios a liberar estrógeno. El fármaco no tiene un efecto directo sobre el cáncer, sólo en los testículos y ovarios. La falta de testosterona (en los hombres) y de estrógeno (en las mujeres) interfiere en la estimulación del crecimiento celular en las células cancerosas que dependen de la testosterona o del estrógeno.

En el tratamiento del cáncer de próstata, los agonistas de la LHRH con frecuencia se utilizan junto con medicamentos antiandrógenos. Los antiandrógenos son sustancias que bloquean los efectos de la testosterona. El cáncer de próstata depende de la hormona masculina testosterona para su crecimiento. Si se reduce la cantidad de testosterona, es posible reducir la actividad o el tamaño del cáncer.

  • Ejemplos de antiandrógenos: bicalutamida, flutamida, nilutamida.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.