Chemocare.com

Cuidado durante la quimioterapia y más allá
presentado por Chemocare.com

Medrol


Nombres genéricos: Metilprednisolona

Nombres comerciales: Duralone, Medralone, Medrol, M-Prednisol, Solu-Medrol
Otros nombres: 6-metilprednisolona, acetato de metilprednisolona, succinato de metilprednisolona sódica

Tipo de fármaco: La Medrol tiene varios usos en el tratamiento del cáncer. Con mayor frecuencia, la Medrol se utiliza como medicamento de tratamiento paliativo. La Medrol se encuentra clasificada como un glucocorticosteroide. (Para obtener más detalles, vea más abajo la sección "Cómo actúa este fármaco".)

Para qué se utiliza la Medrol:

  • Como medicamento antiinflamatorio. La Prednisolona alivia la inflamación de diversas partes del cuerpo.
  • Para tratar o evitar reacciones alérgicas.
  • Como tratamiento para determinados tipos de enfermedades autoinmunes, afecciones cutáneas, asma y otras afecciones pulmonares.
  • Como tratamiento para una variedad de cánceres, como la leucemia, el linfoma y el mieloma múltiple.
  • Para tratar las náuseas y los vómitos asociados a algunos fármacos de quimioterapia.
  • Se utiliza para estimular el apetito en pacientes de cáncer con problemas de apetito severos.
  • Asimismo, se utiliza para reemplazar esteroides con afecciones de insuficiencia suprarrenal (baja producción de esteroides indispensables producidos por las glándulas suprarrenales).
  • Se utiliza para la prevención y el tratamiento de la enfermedad de injerto contra huésped que ocurre después de un transplante de médula ósea alogénica.

Nota: si se ha aprobado un fármaco para un uso, los médicos pueden decidir utilizar este mismo fármaco para tratar otros problemas, si creen que podría ser útil.

Cómo se administra la medrol:

  • Este medicamento puede administrarse de diversas maneras. En forma de pastillas, se encuentra disponible en tabletas de 2, 4, 8, 16 y 32 mg. Si debe tomar una dosis diaria de Medrol y se olvida de tomar una dosis, tómela tan pronto como se acuerde.
  • Tome las pastillas junto con las comidas o después de comer.
  • Asimismo, un proveedor de atención médica puede administrar este medicamento por medio de inyección en el músculo (intramuscular, IM) o en la vena (intravenosa, IV).
  • La cantidad de hidrocortisona que recibirá depende de muchos factores, incluso su altura y peso, el estado general de su salud y sus otros problemas de salud, así como la razón por la que esté recibiendo este fármaco. Su médico determinará la dosis exacta para usted y el calendario de administración del fármaco. 

Efectos secundarios de la Medrol:
Aspectos importantes que debe recordar acerca de los efectos secundarios de la Medrol:

  • La mayoría de las personas no experimenta todos los efectos secundarios mencionados.
  • Los efectos secundarios suelen ser predecibles en cuanto a su aparición y duración.
  • Casi siempre son reversibles y desaparecerán cuando finalice el tratamiento.
  • Existen muchas opciones para ayudar a minimizar o prevenir los efectos secundarios.

Los siguientes efectos secundarios son comunes (es decir, tienen una incidencia mayor del 30%) en los pacientes que reciben tratamiento con medrol:

  • Aumento del apetito
  • Irritabilidad
  • Dificultad para conciliar el sueño (insomnio)
  • Hinchazón de los pies y los tobillos (retención de líquido)
  • Náuseas, cuando este fármaco se toma con las comidas
  • Ardor de estómago
  • Debilidad muscular
  • Problemas para cicatrizar heridas
  • Aumento de los niveles de azúcar en la sangre. (Las personas con diabetes pueden tener que vigilar de manera más estrecha sus niveles de azúcar en la sangre y es posible que necesiten ajustar las dosis de los medicamentos que reciben para la diabetes.)

Los siguientes efectos secundarios son menos frecuentes en los pacientes que reciben tratamiento con medrol (incidencia de entre 10% y 29%):

  • Dolor de cabeza (cefaleas)
  • Mareos
  • Altibajos anímicos
  • Cataratas y osteoporosis (cuando se utiliza de forma prolongada)

Esta lista incluye efectos secundarios más comunes y los menos frecuentes para las personas que reciben tratamiento con medrol. Los efectos secundarios más infrecuentes (con una incidencia menor que el 10 % de los pacientes) no se mencionan aquí. Sin embargo, no deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Cuándo llamar a su médico o proveedor de atención médica:

Comuníquese con su proveedor de atención médica inmediatamente, durante el día o la noche, si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Si tiene fiebre de 100.5 ºF (38 ºC) o más, o escalofríos (posibles signos de infección).
  • Si siente que su ritmo cardiaco es irregular o acelerado, disnea, dolor en el tórax o la mandíbula, busque ayuda de emergencia inmediatamente e informe a su proveedor de atención médica.
  • Si repentinamente se siente confuso.

Los síntomas a continuación requieren atención médica, pero no son situaciones de emergencia. Comuníquese con su proveedor de atención médica en un plazo de 24 horas si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Fatiga extrema (imposibilidad de realizar las actividades de cuidado personal).
  • Hemorragias o hematomas inusuales.
  • Heces negras o alquitranadas, o presencia de sangre en las heces o la orina.
  • Náuseas (si interfieren con la capacidad de comer y no cesan con los medicamentos prescritos).
  • Vómitos (más de 4 ó 5 veces en un período de 24 horas).
  • Mareos o aturdimiento, sensación de desmayo.
  • Dolor de cabeza persistente.
  • Altibajos anímicos o sofocos (olas de calor) severos.
  • Incapacidad para conciliar el sueño (insomnio).
  • Fuertes dolores óseos (en los huesos).
  • Micción dolorosa o difícil; mayor micción o sed aguda.
  • Alteraciones en el sentido de la vista, visión borrosa, dolor ocular, pupilas dilatadas, supuración.
  • Aparición de nuevas erupciones cutáneas o cambios apreciables en la piel.
  • Hinchazón de los pies o los tobillos. Aumento repentino de peso (más de 3 libras en una semana).
  • Hinchazón, enrojecimiento o dolor sólo en una pierna o en un brazo y no en ambas piernas o en ambos brazos.

No deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Precauciones:

  • Antes de comenzar el tratamiento con Medrol, asegúrese de informar a su médico acerca de los demás medicamentos que toma (incluso los medicamentos recetados, los medicamentos de venta sin receta médica, las vitaminas, los remedios a base de hierbas, etc.). No tome aspirina ni productos que contengan aspirina a menos que su médico se lo permita específicamente.
  • No se aplique ningún tipo de inmunización o vacunas sin la aprobación de su médico mientras reciba tratamiento con Medrol.
  • Si ha estado tomando diariamente Medrol en pastillas durante un tiempo largo, puede sufrir efectos secundarios graves si deja de tomar este fármaco de forma abrupta. No deje de tomar este medicamento a menos que su proveedor de atención médica se lo indique. No modifique la dosis de Metilprednisolona por su cuenta.
  • Si está embarazada o cree que puede estarlo, infórmelo a su profesional de atención médica antes de comenzar el tratamiento. La leucovorina es un fármaco clasificado en la categoría C (su utilización durante el embarazo se recomienda únicamente si el beneficio para la madre supera el riesgo al feto).
  • Tanto para hombres como para mujeres: Evite la concepción mientras tome Medrol. Se recomiendan los métodos anticonceptivos de barrera, como los condones. Consulte a su médico cuándo podrá concebir sin riesgos para el bebé después del tratamiento.
  • No amamante mientras recibe este medicamento.

Consejos prácticos sobre el cuidado personal: 

  • Si recibe tratamiento con este medicamento durante largo tiempo, puede ser más susceptible a las infecciones. Lávese bien las manos, e informe a su proveedor de atención médico cualquier síntoma de infección que note.
  • En pastillas: Para reducir las molestias estomacales, tome este medicamento junto con alimentos. Asimismo, tome este medicamento temprano (de ser posible, antes del mediodía), de manera que pueda dormir mejor por las noches.
  • Si tiene diabetes, este medicamento puede aumentar sus niveles de azúcar en la sangre. Notifique que es diabético a su proveedor de atención médica. Es posible que necesite un control más estricto.
  • Beba diariamente un mínimo de 2 a 3 cuartos de galón (8 a 12 vasos) de líquido, a menos que se le indique lo contrario y mantenga una buena dieta.
  • Para reducir las náuseas, tome medicamentos antieméticos de acuerdo con las instrucciones de su médico y coma con frecuencia porciones pequeñas de alimentos. 
  • Por lo general, se debe reducir al mínimo o evitar por completo el consumo de bebidas alcohólicas. Asimismo, debe restringir el consumo de cafeína (en especial, refrescos de cola, té, café y chocolate). Estas bebidas pueden irritarle el estómago.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, en especial si son graves, asegúrese de hablar de ellos con los miembros de su equipo de atención médica. Ellos pueden recetarle medicamentos y/u ofrecerle otros consejos que sean eficaces para controlar este tipo de problemas.

Control y pruebas: 

Su profesional de atención médica lo examinará regularmente durante el tratamiento con Medrol, para vigilar los efectos secundarios y comprobar su respuesta al tratamiento. Su médico le ordenará periódicamente recuentos sanguíneos completos (CBC, por sus siglas en inglés), así como también otros análisis de sangre a fin de vigilar el funcionamiento de otros órganos (como los riñones y el hígado). 

Cómo actúa la medrol:

Las glándulas suprarrenales producen corticosteroides en forma natural en el cuerpo. Los corticosteroides influyen sobre el funcionamiento de la mayoría de los sistemas del cuerpo (el corazón, el sistema inmunitario, los músculos y los huesos, el sistema endocrino y el sistema nervioso). Tienen una amplia gama de efectos, entre ellos efectos sobre el metabolismo de los carbohidratos, las proteínas y las grasas. Ayudan a mantener el equilibrio de los fluidos y electrolitos.

La Medrol está clasificada como un corticosteroide (más específicamente, un glucocoricosteroide) y tiene muchos usos en el tratamiento contra el cáncer.

Una de las formas como actúa es disminuyendo la inflamación (hinchazón), al evitar que los glóbulos blancos que combaten las infecciones (leucocitos polimorfonucleares) se desplacen al área inflamada del cuerpo. (Por esta razón se es más propenso a las infecciones cuando se toman esteroides.). Para tomar ventaja de las propiedades antiinflamatorias del medicamento, los corticosteroides se utilizan para disminuir la inflamación alrededor de los tumores. Por ejemplo, al reducir la inflamación alrededor de los tumores en la columna, el cerebro o los huesos, puede reducir la presión que ejerce el tumor sobre las terminaciones nerviosas y aliviar el dolor y otros síntomas causados por este tumor.

Otra forma en que actúa este fármaco es alterando las respuestas normales del sistema inmunitario del cuerpo. Los corticosteroides se utilizan para tratar determinadas afecciones del sistema inmunitario como la anemia aplásica (AA), la púrpura trombocitopénica inmune (PTI), la púrpura trombocitopénica trombótica (PTT) y la anemia hemolítica.

Además, se piensa que los corticosteroides pueden ayudar en el tratamiento de pacientes con desórdenes de la sangre, como el mieloma múltiple. Los corticosteroides pueden actuar causando la muerte celular programada (apoptosis) de determinadas células, lo que podría ayudarle a combatir su enfermedad.

Asimismo, los corticosteroides se utilizan para el tratamiento de corto plazo de las náuseas provocadas por la quimioterapia. Aún no se sabe exactamente cómo hacen esto. También se han utilizado para estimular el apetito en pacientes que tienen problemas de apetito graves.

Los corticosteroides se utilizan para reemplazar esteroides en afecciones con insuficiencia suprarrenal (baja producción de esteroides indispensables producidos por las glándulas suprarrenales).

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.