Chemocare.com
Cuidado Durante La Quimioterapia Y Más Allá

Panitumumab

Nombre comercial: Vectibix
Nombre genérico: Panitumumab

Tipo de fármaco: Panitumumab se clasifica como un "anticuerpo monoclonal" e "inhibidor de la señal de transducción" al unirse a los receptores del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, por su sigla en inglés). (Para obtener más detalles, vea más abajo la sección "Cómo actúa este fármaco").

Para qué se utiliza este fármaco:

  • panitumumab se utiliza para tratar el cáncer colorrectal que se ha diseminado. También se lo utiliza en cánceres de colon que evidencian EGFR y enfermedades que han emperorado durante o después de regímenes de quimioterapia con fluoropirimidina, oxaliplatino e irinotecán.

Nota: Si se ha aprobado un fármaco para un uso, los médicos pueden decidir utilizar este mismo fármaco para tratar otros problemas, si creen que podría ser útil.

Cómo se administra este fármaco:

  • panitumumab se administra por vía de infusión en la vena (intravenosa, IV) mediante una bomba para infusiones.
  • La cantidad de panitumumab que recibirá depende de muchos factores, incluso su altura y peso, el estado general de su salud y otros problemas de su salud, así como el tipo de cáncer o enfermedad que padece. Su médico determinará la dosis exacta para usted y el calendario de administración del fármaco.

Efectos secundarios:

Aspectos importantes que debe recordar acerca de los efectos secundarios de panitumumab:

  • Usted no tendrá todos los efectos secundarios que se mencionan a continuación.
  • Los efectos secundarios suelen ser predecibles en cuanto a su aparición, duración y gravedad.
  • Casi siempre son reversibles y desaparecerán cuando finalice el tratamiento.
  • Existen muchas opciones para minimizar o prevenir los efectos secundarios.
  • No existe ninguna relación entre la manifestación o la gravedad de los efectos secundarios y la eficacia del medicamento.

Los siguientes efectos secundarios son comunes (es decir, tienen una incidencia mayor del 30%) en los pacientes que reciben panitumumab:

  • Reacciones cutáneas (incluyendo enrojecimiento, dermatitis en forma de acné, picazón o erupción cutánea).
  • Nivel bajo de magnesio en sangre (hipomagnesemia).

Los siguientes efectos secundarios son menos frecuentes en los pacientes que reciben panitumumab (incidencia de entre 10% y 29%):

  • Fatiga
  • Deterioro general
  • Dolor abdominal
  • Náuseas
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Hinchazón de las manos o los pies
  • Tos
  • Piel seca
  • Inflamación del lecho ungueal de los dedos de las manos
  • Irritación ocular (conjuntivitis, lagrimeo, irritación)

Un efecto secundario grave aunque infrecuente del rituximab es una posible reacción grave debido a la infusión (incluyendo reacciones alérgicas, escalofríos, fiebre y broncoespasmos que provocan dificultad para respirar). Se controlará cuidadosamente durante la infusión. Si siente que le falta de aire, informe a su proveedor de atención médica de inmediato. Si se detectan signos de una reacción, se interrumpirá la infusión.

panitumumab puede deteriorar la fertilidad (la capacidad para concebir un hijo) en las mujeres. Se desconocen los efectos de panitumumab en la fertilidad masculina. Debe hablar sobre este tema con su profesional de atención médica.

No se han incluido todos los efectos secundarios. Esta lista incluye los efectos secundarios más comunes y los menos frecuentes para las personas que reciben tratamiento con panitumumab. No se han incluido los efectos secundarios menos frecuentes (cuya incidencia es menor de 10% de los pacientes). Pero nunca deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Cuándo llamar a su médico o proveedor de atención médica:

Comuníquese con su proveedor de atención médica inmediatamente, durante el día o la noche, si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para respirar (disnea).
  • Fiebre o escalofríos durante la infusión.

Los síntomas a continuación requieren atención médica, pero no son situaciones de emergencia. Comuníquese con su proveedor de atención médica en un plazo de 24 horas si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Náuseas (si interfieren con la capacidad de comer y no cesan con la medicación recetada).
  • Vómitos (más de 4 ó 5 episodios en un período de 24 horas).
  • Diarrea (de 4 a 6 episodios en un período de 24 horas).
  • Fatiga extrema (imposibilidad de realizar las actividades de cuidado personal).
  • Hinchazón de las manos o los pies
  • Sarpullido grave (que provoque dolor, picazón o secreción).
  • Irritación ocular.

No deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Precauciones:

  • Antes de comenzar el tratamiento con panitumumab, asegúrese de informar a su médico acerca de cualquier otro medicamento que tome (incluso los medicamentos recetados, medicamentos de venta sin receta médica, vitaminas, remedios a base de hierbas, etc.). No tome aspirinas ni productos que contengan aspirina a menos que su médico se lo permita específicamente.
  • No se aplique ningún tipo de inmunización o vacunas sin la aprobación de su médico mientras reciba tratamiento con panitumumab.
  • Si está embarazada o cree que puede estarlo, comuníquelo a su profesional de atención médica antes de comenzar el tratamiento. panitumumab es un fármaco clasificado en la categoría C (su utilización durante el embarazo se recomienda únicamente si el beneficio para la madre supera el riesgo al feto).
  • Tanto para hombres como para mujeres: Use anticonceptivos y evite la concepción mientras recibe panitumumab. Se recomiendan los métodos anticonceptivos de barrera, como los condones. Consulte a su médico cuándo podrá concebir sin riesgos para el bebé después del tratamiento.
  • Evite la exposición al sol mientras tome panitumumab. Utilice protector solar, sombrero y ropa protectora. La luz solar empeora las reacciones alérgicas.
  • No amamante mientras recibe este medicamento.

Consejos prácticos sobre el cuidado personal:

  • Beba diariamente un mínimo de 2 a 3 cuartos de galón (8 a 12 vasos) de líquido, a menos que se le indique lo contrario.
  • Lávese las manos con frecuencia.
  • Para reducir las náuseas, tome medicamentos antieméticos de acuerdo con las instrucciones de su médico y coma con frecuencia porciones pequeñas de alimentos.
  • Evite la exposición al sol. Use protector solar con factor de protección (SPF) 15 o superior y ropa protectora.
  • Por lo general, se debe reducir al mínimo o evitar por completo el consumo de bebidas alcohólicas. Debe hablar sobre este tema con su médico.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, asegúrese de hablar sobre ellos con los miembros de su equipo de atención médica. Ellos pueden recetarle medicamentos y/u ofrecerle otros consejos que sean eficaces para controlar este tipo de problemas.
  • Por lo general, se debe reducir al mínimo o evitar por completo el consumo de bebidas alcohólicas. Debe hablar sobre este tema con su médico.
  • Descanse mucho.
  • Mantenga una buena nutrición.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, asegúrese de hablar sobre ellos con los miembros de su equipo de atención médica. Ellos pueden recetarle medicamentos y/u ofrecerle otros consejos que sean eficaces para controlar este tipo de problemas.

Control y pruebas:

Su médico lo examinará regularmente durante el tratamiento con panitumumab, para vigilar los efectos secundarios y comprobar su respuesta al tratamiento. Su médico le ordenará periódicamente recuentos sanguíneos completos (CBC, por sus siglas en inglés), así como también otros análisis de sangre a fin de vigilar el funcionamiento de otros órganos (como los riñones y el hígado).

Cómo actúa este fármaco:

La terapia dirigida es el resultado de aproximadamente 100 años de investigación dedicada a comprender las diferencias entre las células cancerosas y las células normales. En la actualidad, el tratamiento del cáncer se ha centrado principalmente en destruir las células que se dividen rápidamente, al ser ésta una característica de las células cancerosas. Desafortunadamente, algunas de nuestras células normales también se dividen rápidamente; por lo que se producen múltiples efectos secundarios.

La terapia dirigida se basa en la identificación de otras características de las células cancerosas. Los científicos buscan diferencias específicas entre las células cancerosas y las células normales. Esta información se utiliza para crear una terapia dirigida que ataque las células cancerosas sin dañar las células normales, de manera que se produzcan menos efectos secundarios. Cada tipo de terapia dirigida funciona de manera un tanto diferente, pero todas interfieren con la capacidad de las células cancerosas para crecer, dividirse, repararse y/o comunicarse con otras células. Los tipos modernos de terapia dirigida incluyen el uso de anticuerpos monoclonales y fármacos antiangiogénicos, los cuales se describen aquí con más detenimiento.

Los diferentes tipos de terapias dirigidas se definen en tres amplias categorías. Algunas terapias dirigidas se centran en los componentes internos y el funcionamiento de la célula cancerosa. Las terapias dirigidas utilizan pequeñas moléculas que pueden introducirse en la célula y afectar su funcionamiento, lo que provoca su muerte. Hay varios tipos de terapias dirigidas que se centran en la partes internas de las células. Otras terapias dirigidas están destinadas a los receptores que se encuentran en el exterior de la célula. Las terapias dirigidas a los receptores también se conocen como anticuerpos monoclonales. Los fármacos antiangiogénicos se centran en los vasos sanguíneos que suministran oxígeno a las células, y provocan finalmente que las células carezcan de nutrición.

Los investigadores están de acuerdo en que las terapias dirigidas no reemplazan a las terapias tradicionales. Las terapias dirigidas que incluyen la producción de componentes, como los anticuerpos monoclonales o los fármacos antiangiogénicos, son las que mejor pueden aprovecharse en el corto plazo, combinadas con terapias tradicionales. Se requiere más investigación para identificar qué tipos de cáncer pueden tratarse mejor con terapias dirigidas, como los anticuerpos monoclonales o los fármacos antiangiogénicos, y para identificar objetivos adicionales para más tipos de cáncer.

Utilización de anticuerpos monoclonales como terapia dirigida

Los anticuerpos monoclonales son un tipo relativamente nuevo de terapia "dirigida" para el cáncer. Los anticuerpos son parte del sistema inmunitario. Normalmente, el cuerpo crea anticuerpos en respuesta a un antígeno (como, por ejemplo, una proteína en un microbio) que ingresa en el cuerpo. Los anticuerpos se unen al antígeno para marcarlo con el fin de que el sistema inmunitario del cuerpo lo destruya. En el laboratorio, los científicos analizan antígenos específicos de la superficie de células cancerosas (diana) para determinar una proteína que corresponda al antígeno. Luego, utilizando proteínas de animales y humanos, los científicos trabajan para crear un anticuerpo especial que se adhiera al antígeno diana. Un anticuerpo se adherirá al antígeno que le corresponda de la misma manera que una llave encaja en su cerradura. Esta tecnología permite dirigir el tratamiento hacia células específicas, lo que produce una menor toxicidad para las células sanas. La terapia con anticuerpos monoclonales puede usarse sólo en tipos de cáncer cuyos antígenos (y sus respectivos anticuerpos) hayan sido identificados.

panitumumab es una terapia dirigida que está destinada y se une a los receptores del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, por su sigla en inglés) en la superficie de la célula. Los EGFR se encuentran en la superficie de muchas células normales y células cancerosas. Al unirse a estos receptores, panitumumab bloquea una vía importante que favorece la división celular. Esto provoca la inhibición del crecimiento celular y la apoptosis (suicidio celular). Se cree que panitumumab funciona cuando hay evidencia positiva de EGFR en las células tumorales.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.

 

Chemocare.com está diseñado para proporcionar la información más reciente acerca de la quimioterapia para los pacientes y sus familias, cuidadores y amigos . Para obtener información acerca de la cuarta visita Mentoring Program Ángel www.4thangel.org