Chemocare.com

Cuidado durante la quimioterapia y más allá
presentado por Chemocare.com

Rituximab


Nombre comercial: Rituxan®
Nombre genérico: rituximab

Tipo de fármaco: rituximab es un anticuerpo monoclonal. (Para obtener más detalles, vea más abajo la sección "Cómo actúa este fármaco").

Para qué se utiliza este fármaco: 

  • Tratamiento de determinados tipo de linfoma no Hodgkin.

Nota: si se ha aprobado un fármaco para un uso, los médicos pueden decidir utilizar este mismo fármaco para tratar otros problemas, si creen que podría ser útil.

Cómo se administra este fármaco:

  • En forma de infusión en una vena (intravenosa, IV), durante un período de aproximadamente 6 horas. La duración de la infusión puede ser menor, dependiendo de si usted ha recibido o no este fármaco en el pasado, o de qué tan bien tolera este fármaco.
  • Es posible que se administren medicamentos antes de la infusión para reducir la incidencia de síntomas relacionados con la infusión.
  • El rituximab no viene en forma de pastillas.
  • La cantidad de este medicamento que deberá administrarse depende de muchos otros factores, incluso su altura y peso, el estado general de su salud y sus otros problemas de salud, así como el tipo de cáncer que padece. Su médico determinará la dosis y el calendario de administración del fármaco. 

Efectos secundarios:
Aspectos importantes que debe recordar acerca de los efectos secundarios del rituximab:

  • La mayoría de las personas no experimenta todos los efectos secundarios mencionados.
  • Los efectos secundarios suelen ser predecibles en cuanto a su aparición y duración.
  • Casi siempre son reversibles y desaparecerán cuando finalice el tratamiento.
  • Existen muchas opciones para ayudar a minimizar o prevenir los efectos secundarios.
  • No existe ninguna relación entre la manifestación o la gravedad de los efectos secundarios y la eficacia del medicamento.

Los siguientes efectos secundarios son comunes (es decir, tienen una incidencia mayor del 30%) en los pacientes que reciben tratamiento con rituximab: 

  • Escalofríos (vea "Síntomas seudogripales")

Los siguientes efectos secundarios son menos frecuentes en los pacientes que reciben tratamiento con rituximab (incidencia de entre 10% y 29%):

  • Debilidad
  • Náuseas
  • Dolor de cabeza (cefalea)
  • Tos
  • Goteo nasal, disnea, sinusitis (vea "Síntomas de resfriado)
  • Irritación de la garganta (vea "Síntomas de resfriado - Faringitis")

Aunque infrecuente, un síntoma secundario grave del rituximab es la posibilidad de sufrir una reacción grave a la infusión, por lo general en la primera infusión (durante la infusión o entre 30 y 120 minutos después de ésta). A fin de reducir esta reacción, recibirá medicamentos antes de iniciarla y será vigilado atentamente durante la misma. Si muestra signos de reacción, la infusión deberá interrumpirse. En la mayoría de los casos, la infusión podrá continuar a una velocidad más lenta una vez que desaparezcan los síntomas.

Otros efectos secundarios graves, aunque poco frecuentes:

  • Los pacientes que hayan tenido en el pasado dolor cardiaco o ritmo cardiaco irregular pueden volver a experimentar estos síntomas. De ser así, informe a su médico o enfermera, de manera tal que puedan tratarlos.
  • La destrucción acelerada de células cancerosas puede causar alteraciones metabólicas que pueden desencadenar problemas renales.
  • Si tiene alguna pregunta en relación con este tema, consulte a su médico.

No se han incluido todos los efectos secundarios. Algunos efectos secundarios que son infrecuentes (cuya incidencia es menor de 10% de los pacientes) no figuran aquí. Sin embargo, no deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Cuándo llamar a su médico:

Comuníquese con su proveedor de atención médica inmediatamente, durante el día o la noche, si experimenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.5 ºF (38 ºC) o escalofríos (posibles signos de infección)
  • Disnea, incomodidad o dolor en el tórax; inflamación de los labios o la garganta
  • Confusión

Los síntomas a continuación requieren atención médica, pero no son situaciones de urgencia. Comuníquese con su proveedor de atención médica en un plazo de 24 horas si observa alguno de los siguientes síntomas:

  • Aparición de erupciones cutáneas o inflamación en las articulaciones
  • Náuseas (si interfieren con la capacidad de comer y no cesan con los medicamentos recetados).
  • Vómitos (más de 4 ó 5 veces en un período de 24 horas).
  • Otros signos de infección, dolor de garganta, tos, enrojecimiento o inflamación, o micción dolorosa

No deje de informar a su proveedor de atención médica si experimenta algún síntoma inusual.

Precauciones: 

  • Antes de comenzar el tratamiento con rituxamab, asegúrese de informar a su médico acerca de los demás medicamentos que toma (incluso los medicamentos recetados, los medicamentos de venta libre sin receta médica, las vitaminas, los remedios a base de hierbas, etc.).
  • No se aplique ningún tipo de inmunización o vacunas sin la aprobación de su médico mientras reciba tratamiento con rituxamab.
  • Si está embarazada o cree que puede estarlo, infórmelo a su profesional de atención médica antes de comenzar el tratamiento. El rituxamab es un fármaco clasificado en la categoría C (su utilización durante el embarazo se recomienda únicamente si el beneficio para la madre supera el riesgo para el feto).
  • Tanto para hombres como para mujeres: Evite la concepción mientras reciba tratamiento con rituxamab. Se recomiendan los métodos anticonceptivos de barrera, como los condones. Consulte a su médico cuándo podrá concebir sin riesgos para el bebé después del tratamiento.
  • No amamante mientras recibe este medicamento.

Consejos prácticos sobre el cuidado personal: 

  • El rituxamab puede bajar temporalmente la presión arterial. Si toma medicación para bajar su presión arterial, pregunte a su médico o enfermera si debe seguir tomándola o no de la forma acostumbrada antes de la infusión.
  • Durante la infusión, puede experimentar disnea, y sentirse sonrojado o mareado. Es muy probable que reciba medicación antes de iniciar la infusión, y le vigilarán de cerca durante la misma.
  • En caso de síntomas seudogripales, mantenga el cuerpo tibio cubriéndose con mantas y beba abundante líquido. Existen medicamentos que pueden ayudarlo a reducir la molestia causada por los escalofríos.
  • Beba diariamente de 2 a 3 cuartos de galón (8 a 12 vasos) de líquido, a menos que se le haya indicado restringir la ingesta de líquidos.
  • En casos poco frecuentes, este medicamento produce náuseas. Sin embargo, si experimenta náuseas, tome medicamentos antieméticos de acuerdo con las instrucciones de su médico y coma con frecuencia porciones pequeñas de alimentos. También puede sentir alivio chupando pastillas para la irritación de la garganta y masticando chicle o goma de mascar.
  • Puede experimentar somnolencia o mareos; evite conducir o realizar tareas que requieran estar alerta hasta que conozca cuál es su respuesta al fármaco.
  • Por lo general, se debe evitar por completo el consumo de bebidas alcohólicas. Debe hablar sobre este tema con su médico.
  • Mantenga una buena nutrición.
  • Si experimenta síntomas o efectos secundarios, asegúrese de hablar de ellos con los miembros de su equipo de atención médica. Ellos pueden recetarle medicamentos y/u ofrecerle otros consejos que sean eficaces para controlar este tipo de problemas.

Control y pruebas:

Su profesional de atención médica le realizará pruebas con regularidad durante el tratamiento con rituximab, para vigilar los efectos secundarios y comprobar su respuesta al tratamiento. Su médico puede ordenar periódicamente recuentos sanguíneos completos (CBC, por sus siglas en inglés), así como también otros análisis de sangre a fin de vigilar el funcionamiento de otros órganos (como los riñones y el hígado). 

Cómo actúa este fármaco:

El rituximab está clasificado como un anticuerpo monoclonal. Los anticuerpos monoclonales son un tipo relativamente nuevo de terapia "dirigida" para el cáncer. 

 Los anticuerpos son parte del sistema inmunitario. Normalmente, el cuerpo crea anticuerpos en respuesta a un antígeno (como, por ejemplo, una proteína en un microbio) que ingresa en el cuerpo. Los anticuerpos se unen al antígeno para marcarlo con el fin de que el sistema inmunitario del cuerpo lo destruya.

Para poder producir en el laboratorio anticuerpos monoclonales anticencerosos, los científicos analizan antígenos específicos de la superficie de células cancerosas (células diana). A continuación, utilizando proteínas humanas y animales, crean un anticuerpo específico que se una al antígeno diana de las células cancerosas. Cuando se administran al paciente, estos anticuerpos monoclonales se adhieren al antígeno que les corresponde de la misma manera como una llave encaja en su cerradura.

Dado que los anticuerpos monoclonales se dirigen únicamente a células específicas, pueden causar una toxicidad menor para las células sanas. La terapia con anticuerpos monoclonales por lo general se utiliza sólo en tipos de cáncer cuyos antígenos (y sus respectivos anticuerpos) ya han sido identificados.

El rituximab actúa al unirse al antígeno CD20 de las células B normales y malignas. A continuación, las defensas inmunitarias naturales del cuerpo atacan y destruyen las células B marcadas. Las células madre (células jóvenes presentes en la médula ósea a partir de las que se desarrollan distintos tipos de célula) no tienen el antígeno CD20. Esto hace posible que las células B se regeneren después del tratamiento.

Nota: Insistimos en recomendarle que hable con su profesional de atención médica acerca de su enfermedad y sus tratamientos específicos. La información incluida en este sitio Web tiene como propósito ser útil e instructiva, y en ningún caso debe considerarse un sustituto del asesoramiento médico.